Una mujer de 45 años se convirtió en la mamá de una nena que fue abandonada en el hospital donde trabajaba con síndrome de abstinencia, debido al consumo de drogas de su progenitora durante el embarazo. 

Liz Smith, una enfermera de 45 años, adoptó a una nena que ingresó a un hospital de

Boston

,

Estados Unidos

, ya que había sido abandonada.

La pequeña Gisele tenía síndrome de abstinencia neonatal debido al consumo de drogas de su mamá durante el embarazo. La custodia de la bebé fue entregada al estado de Massachusetts en octubre de 2016, pero Liz se ofreció a adoptarla como madre temporal.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »