Así fue el "comienzo de un camino" tras el clásico humo blanco, que indica que un nuevo sumo pontífice asume la investidura.

Por Jorge Cicuttin 
@jorgecicu 

En un frío y lluvioso atardecer en Roma, el humo blanco salió de la chimenea del

Vaticano

en la que el mundo posaba sus ojos. Poco después, el obispo francés Jean Louis Tauran salió al balcón de la Basílica de San Pedro ûeran las 19.12, hora de Italia-, y dijo: "Anuntio vobis gaudium, habemus Papam" (Os anuncio una gran alegría, tenemos Papa).

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »