Un manifestante perdió la extremidad luego de que le estallara una granada de gas lacrimógeno arrojada por policías en una nueva jornada de reclamos en París. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR. 

Los "chalecos amarillos" salieron por decimotercera vez a las calles de

París

para protestar contra Emmanuel Macron. Durante la jornada, un manifestante perdió la mano al estallarle una granada de gas lacrimógeno arrojada por policías antidisturbios. 

El diario francés Le Monde informó que el joven perdió una mano y que fue evacuado del lugar por los bomberos. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »