El sospechoso de 42 años permanece detenido por abusar sexualmente de jóvenes de entre 14 a 25 años en Santa Fe. Cometió todos los delitos simulando ser un agente de esa fuerza. Detalles indignantes.

Una fiscal rosarina pidió el pasado jueves en un juicio oral que se condene a 50 años de prisión a un hombre acusado de 18 casos de abuso sexual cometidos contra jóvenes de entre 14 y 25 años, a quienes interceptó simulando ser un policía, y dijo que las mujeres abusadas "fueron víctimas de hechos atroces".

En la primera audiencia del debate oral que se realiza en la ciudad de

Rosario

y que tiene como acusado a Luis Marcelo Escobar (42), locutor, también declaró una de las víctimas de los abusos que al momento de ser violada tenía 18 años y dijo que el imputado le "arruinó la vida" y que necesitaba "justicia".

La fiscal Carla Cerliani inició su alegato con el pedido de 50 años de prisión para Escobar, a quien acusó del delito de "abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido con arma de fuego, en calidad de autor en 15 oportunidades y tres en grado de tentativa".

"Solo una de ellas quiere declarar, mirándolo a los ojos, y otras cinco son menores por lo que lo harán en cámara Gesell",
explicó la representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) sobre la complejidad del debate oral.

Escobar, que trabajaba de locutor en una FM de la ciudad bonaerense de San Nicolás, donde residía junto a su esposa y tres hijos, fue detenido en agosto de 2016 y llegó al juicio desde la cárcel de Coronda donde se encuentra alojado.

En la primera jornada que se desarrolló este jueves en el Centro de Justicia Penal de

Rosario

, el tribunal integrado por las juezas María Isabel Mas Varela e Irma Bilotta y el juez Mariano Allieu se estableció a pedido de la fiscalía que 12 de las víctimas declaren sin la presencia del presunto violador en el recinto.

Ante el pedido de la fiscal, la defensa oficial del acusado ejercida por Luisa Cañabate, solicitó al tribunal la reducción de la pena al alegar que "con un pedido de pena de 50 años, sería imposible para mi defendido de 42 años una reinserción social"
.
También declaró la primera de las víctimas, atacada según la acusación en la noche del 4 de abril de 2014, cuando tenía 18 años.

"Me arruinó la vida", dijo la joven antes de que declararan su padre y su madre como testigos.
La chica contó que la noche del 4 de abril de 2014, alrededor de las 22.30, esperaba el colectivo de la línea 103 en la esquina de avenida San Martín y Garibaldi, en la zona sur de

Rosario

, y dijo que un hombre bajó de un automóvil de color oscuro "con un handy en la mano" y le aclaró que era policía, tras lo cual le preguntó si había visto a unos chicos, a lo que respondió negativamente.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »