El presidente de Venezuela fue tajante ante el pedido del canciller español Josep Borrell de llamar a elecciones en un plazo "necesariamente corto".

Luego de que España inste al gobierno de

Venezuela

a convocar elecciones libres en un plazo necesariamente corto,

Nicolás Maduro

salió a contestar rechazando en duros términos la solicitud y  subrayando que ese país europeo "no tiene moral para poner un ultimátum"

"Nos plantamos frente a España, ante su racismo, ante su discriminación. Vamos a derrotar a esa clase política que desprecia a

Venezuela

", añadió Maduro en una larga conferencia de prensa ofrecida en Caracas. Maduro recordó que las actuales autoridades de España "repiten el guión" que siguió José María Aznar en 2002, cuando Hugo Chávez resistió a una intentona golpista.

Más temprano, el canciller de España, Josep Borrell, habí señalado que Maduro debe convocar elecciones en un plazo "necesariamente corto" y con "todas las garantías", o la Unión Europea (UE) le encargará la responsabilidad a Juan Guaidó, a quien reconocerá como presidente interino. Sin embargo, subrayó que la postura del gobierno español no es un "ultimátum" a Maduro.

Esta es la propuesta que el Ejecutivo del socialista Pedro Sánchez impulsa en el seno de la UE, donde se trabaja en la búsqueda de una posición común del bloque comunitario de cara al conflicto que atraviesa

Venezuela

.

"El señor Maduro tiene los resortes administrativos en su mano, y es un hecho incontestable. Nos gustará o no, pero los tiene. O se ejercen esos resortes bajo unas garantías internacionales o habrá que buscar otra solución", insistió. "La situación es insostenible para el pueblo venezolano. Ahora no estamos en un proceso de diálogo que se pueda eternizar; ahora lo que hay que hacer es convocar elecciones", enfatizó Borrell. 

El gobierno español lidera la respuesta de la UE a la crisis que atraviesa

Venezuela

, que está pendiente de los resultados de una reunión en Bruselas para fijar una posición común, una cuestión clave para que la estrategia diplomática sea efectiva a la hora de ejercer presión sobre Maduro.  Es posible que se convoque un Consejo de Ministros europeos si no hay unanimidad. 

Los grandes países de la UE, entre ellos Francia, Alemania, Reino Unido y Portugal, respaldan la posición de España, de acuerdo a lo indicado por la prensa europea, y al menos dos países pequeños, Grecia y Austria, no quieren reconocer a Guaidó bajo 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »