La joven indonesia iba a ser sometida sexualmente en un pequeño pueblo de la localidad de Sukamaju, cuando su agresor desistió por una invasión de insectos. 

Una adolescente indonesia se salvó de ser violada gracias a la ayuda de una colonia de hormigas negras que irrumpió en el momento en que iba a ser ultrajada. La milagrosa intervención de los insectos ocurrió en la localidad de Sukamaju, en la provincia de Célebes Meridional.

La chica, de 16 años, fue invitada por un joven de 29 años a dar un paseo en auto. Durante el viaje, el hombre pidió iniciar una relación sexual a lo que la adolescente se negó. Por eso, al parar en una zona urbana, la chica intentó escapar.

El hombre la siguió, la captó y arrastró a la chica a unos arbustos donde la tiró al piso para violarla. Sin embargo, la oportuna intervención de las hormigas la salvó. 

La colonia animal apareció de repente para atacar a ambos por lo que la adolescente escapó y pidió ayuda en viviendas cercanas. Finalmente, el agresor sexual fue detenido y el caso está siendo investigado por las autoridades policiales.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »