Luego del trágico accidente, vuelve al fútbol en Fénix. El juicio oral que dictaminará su sentencia será en Marzo. 

Mientras espera el juicio oral que dictaminará su sentencia por “homicidio culposo” (recién será en marzo), Nahuel Zárate se pondrá los cortos y retomará al mundo de la pelota después de un trágico accidente en el que murieron dos personas y que decretó su paso por la cárcel durante 16 días. ¿Dónde jugará? En Fénix, que atraviesa un presente irregular en la Primera B y fue en busca de un refuerzo de jerarquía, pese a que no goza de continuidad por el inconveniente que protagonizó el año pasado.

Hasta el momento, el lateral izquierdo nunca estuvo cerca del rendimiento que se le proyectaba cuando debutó. Dio sus primeros pasos en Boca, donde expuso condiciones para mantenerse en la elite, pero una serie de irregularidades fuera de los límites de la línea de cal atentaron contra un futuro que parecía prometedor. Dejó un grato recuerdo en Godoy Cruz pero tuvo pasos intrascendentes por Unión y Atlético Tucumán.

Ya en condición de jugador libre protagonizó el hecho más trágico de su vida: el 9 de septiembre del año pasado provocó un accidente de tránsito en la avenida General Paz, donde no pudo controlar la elevada velocidad de su automóvil y embistió a un taxi que circulaba en la misma dirección, generando las muertes de Néstor Mormandi (54 años) y Norberto Brienza (55), pasajero y chofer, respectivamente.

Por el estado de shock del impacto o simplemente para evitar un resultado positivo, el jugador se negó a realizar en el control de alcoholemia, suceso que complicó aún más su situación en la Justicia. Así, quedó detenido en el penal de Ezeiza durante poco más de dos semanas y obtuvo la libertad “bajo una cifra económica considerable”, según expresaron sus abogados.

Los representantes de la Cámara Correccional consideraron que el futbolista no presentaba riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la causa, por lo que consideraron innecesario que permaneciera en prisión hasta tanto se dicte una sentencia. En ese contexto, mientras espera que la justicia baje el martillo, Zárate, quien el domingo cumplirá 26 años, encontró un motivo para distraerse: jugar en el Cuervo que dirige el Pirata Adrián Czornomaz, conjunto que reanudará en la tarde del viernes su participación en la B como local de San Telmo.

La noticia publicada por el Diario Crónica. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »