CRÓNICA FENÓMENOS PARANORMALES El investigador David Montaigne revisó algunos anuncios mayas y concluyó que el mundo tiene nueva fecha para su extinción.

Por Leo Schwarz
paranormal@cronica.com.ar

Fueron días de incertidumbre y para algunos, de un temor impredecible. Es que a fines de 2012, en distintos puntos del planeta, creció el número de suicidios. Esa tendencia no fue una simple casualidad sino una causalidad. El motivo era unánime: los creyentes tenían la información de que el mundo que conocemos terminaría el 21 de diciembre de ese año. Algunos predijeron un desastre natural como un tsunami de dimensiones extraordinarias, otros hablaron de un terremoto inusual y algunos mencionaron la posibilidad de una erupción volcánica infinita.

En otra vereda se situaban los que creían que ese día un misterioso planeta colisionaría con la Tierra, lo que provocaría cambios de polos magnéticos, inversiones gravitacionales o un agujero negro tan grande que nuestro sistema solar no lo toleraría. Y por si fuese poco, los antiguos mayas también habían anticipado el

Apocalipsis

y lo grabaron en su calendario de cuenta larga hace más de 2.200 años. Si bien nada ocurrió y el mundo siguió girando de la misma manera, la locura por el fin del mundo continúa. Como si se mantuviera latente.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »