El hecho ocurrió en la localidad bonaerense Hurlingham. Los delincuentes debieron apurarse tras el arribo de la policía y por esta acción quedaron varios billetes en el piso tanto dentro del banco como en la calle. 

Dos delincuentes hicieron estallar este domingo un cajero automático en la localidad bonaerense

Hurlingham

y escaparon con dinero de al menos uno de los cartuchos del aparato que quedó prácticamente destruido.

El hecho ocurrió durante esta jornada a la madrugada, en la sucursal del

Banco

Credicoop situada en avenida Jauretche al 1100, en esa localidad de la zona oeste del Gran Buenos Aires.

Fuentes judiciales informaron que dos hombres llegaron en camioneta al lugar y provocaron una explosión con la intención de robo.

Así quedó el cajero automático.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »