Los especialistas desestimaron la excavación de un túnel horizontal y se concentran sólo en la realización de uno vertical. Aseguran que aún faltan días para dar con el pequeño de dos años. 

Los planes para rescatar a Julen, el niño que el domingo último cayó en un pozo de más de cien metros de profundidad en la localidad malagueña de Totalán,

España

, se complican. Esta mañana, los técnicos debieron enfocarse únicamente en la perforación de un túnel vertical y en paralelo, luego de que los problemas de inestabilidad en el terreno desestimaran la alternativa del túnel horizontal. 

Mientras que se prevén lluvias para los próximos días aunque los expertos aseguran que no traerá complicaciones en el rescate dado que el terreno es poco permeable, el delegado de Ingenieros Mineros del Sur y coordinador de los trabajos de rescate, Juan López Escobar, aseguró: "Los esfuerzos están en sacar al niño por todas las vías que sean posibles. El túnel vertical está avanzando sin problemas". Sin embargo, hasta el momento no se ha llegado hasta el pequeño Julen quien se encontraría a unos 80 metros de profundidad, debajo de un tapón de tierra localizado por las cámaras térmicas que inspeccionaron el pozo. 

El pozo tiene más de 100 metros de profundidad y unos 25 centímetros de diámetro.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »