La Guardia Civil desplegará tres mecanismos diferentes para alcanzar al niño de dos años que permanece atrapado desde el domingo al mediodía a más de 100 metros de profundidad, en Málaga.

Mientras crece la angustia, la Guardia Civil española evalúa la forma de rescatar a Yulen, el pequeño de dos años que cayó el domingo al mediodía en un pozo de entre 20 y 25 centímetros de ancho y algo más de 100 metros de profundidad en la localidad de Totalán, Málaga.

La primera alternativa consiste en realizar un pozo paralelo, de la misma profundidad y un metro y medio de ancho. Sin embargo, antes de excavar es necesario entubar al existente -es decir, en el que se encuentra el pequeño- para impedir su derrumbe. 

La segunda alternativa supone la excavación a cielo abierto de la ladera hasta llegar al lugar donde se cree que está el menor. Y la tercera opción es utilizar una maquinaria potente que permita extraer la tierra que se ha encontrado en la cavidad a 73 metros de profundidad. “Si no creyéramos que puede seguir con vida, no estaríamos barajando todas estas opciones”, han subrayado fuentes de la Guardia Civil.

Según trascendió, el pozo fue excavado un par de semanas atrás, en busca de agua aunque no se encontró. Tiene una cavidad totalmente vertical y no está entubada, aunque sus paredes son lisas. Por eso las labores de extracción de tierra se están realizando con mucho cuidado.“Se trata no solo de llegar al lugar donde esté el pequeño, también de conservar el hueco por el que realizar el rescate”, explicó al diario El País de

España

, la subdelegada del Gobierno, María Gámez.

Yulen cayó este domingo por accidente en el agujero, cuando paseaba con su familia en una finca propiedad de un tío del pequeño y situada en una zona conocida como Dolmen del Cerro de la Corona. El pozo estaba sin protección y sin señalizar y la finca, sin vallar.

La tragedia golpeó antes a la familia

Según la prensa española, los padres de Yulen, José y Victoria, perdieron en 2017 a un niño de tres años llamado Oliver. El pequeño falleció por muerte súbita cuando paseaba por la playa de El Palo, el barrio en el que residen. Según cuentan sus vecinos, la familia ha sufrido mucho desde entonces.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »