La diputada, alineada en Cambiemos tuvo una extensa charla con el jefe de gabinete luego de sus vacaciones en Punta del Este. 

Elisa Carrió

entró en modo electoral. La volcánica legisladora dejó de lado los duros cuestionamientos que realizó en los últimos meses contra sus socios de Cambiemos y se alineó bajo el ala de

Marcos Peña

.
 Tras reaparecer en televisión con un tono absolutamente calmado, y tras unas extensas vacaciones en

Punta del Este

, este jueves Carrió recibió en su casa de Capilla del Señor al propio jefe de gabinete, con quien mantuvo un encuentro en el que repasaron la actualidad política y los próximos pasos del oficialismo.

Al encuentro, además de Carrió y Peña, asistió el flamante presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro. Según informaron fuentes oficiales, el jefe de Gabinete llevó al encuentro una "agenda abierta". "Pueden hablar de política, de elecciones, de visión estratégica, de gestión. Siempre es una agenda abierta con ella", explicaba un funcionario de casa de gobierno.

Esa reunión será el paso previo para relanzar la relación de "Lilita" con el presidente Mauricio Macri, con quien no habla desde octubre del año pasado. En los últimos meses de 2018, la líder de la Coalición Cívica había rechazado el esquema económico del oficialismo, reclamando la renuncia del ministro de Justicia Germán Garavano y acusado a Macri de haber pactado con un sector del peronismo "impunidad a cambio de la reelección".

"Tiene que elegir, o nosotros o los mafiosos", disparó en aquel entonces, apuntando a los operadores judiciales del oficialismo y cuestionando por primera vez en forma abierta al presidente y no a sus funcionarios. Durante su reaparición televisiva, Carrio no se privó de marcar sus diferencias: "La quiero y sostengo a Patricia Bullrich, es una persona honesta, pero hizo un acuerdo con Berni. Apoyo a la ministra pero no quiero Bolsonaros", aseguró, al cuestionar los proyectos para expulsar extranjeros.

También en el terreno económico: "Sica y Dujovne tienen que jugar para las pymes, no para los grandes empresarios", y le pidió al ministro de Economía que "no busque expandir su territorio", por las internas del gabinete. En ese sentido, aseguró que "las empresas energéticas están midiendo mal lo que cobran" porque "no puede ser que un departamento chico pague ocho mil pesos de luz".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »