Buscarán mensajes e imágenes cruzadas entre los detenidos con el fin de obtener elementos para terminar de confirmar la imputación por abuso sexual de la menor en el camping El Durazno de la citada localidad balnearia.

Los teléfonos celulares de los cinco detenidos por el abuso sexual de una adolescente de 14 años en el camping El Duranzo de

Miramar

comenzarán a ser peritados este lunes en busca de textos e imágenes que puedan aportar evidencia a la causa.

Las diligencias se realizarán durante esta jornada en la Ayudantía Técnica de la Instrucción, dependiente de la Fiscalía General de Mar del Plata.

Los pesquisas buscarán en los teléfonos mensajes e imágenes cruzadas entre los detenidos con el fin de obtener elementos para avanzar en la investigación del hecho de abuso cometido la madrugada de Año Nuevo en el camping situado a la altura del kilómetro 1 de la ruta provincial 11, en

Miramar

.

En el marco de la causa se encuentran detenidos en el penal bonaerense de Batán Lucas Pitman, Emanuel Díaz, Tomás Jaime, Roberto Costa y Juan Cruz Villalba, quienes ya fueron indagados por la fiscal Florencia Salas, ante quien declararon que no existió abuso sexual alguno.

En tanto el pasado viernes, la adolescente que denunció el ataque declaró en cámara Gesell, contenida por
una psicóloga.

Para el martes, en tanto, está previsto el inicio de los análisis químicos en las prendas de vestir secuestradas, y el 10 de enero, las pericias toxicológicas.

Primero se analizará el material biológico que pueda hallarse en las prendas y, de encontrarse, será sometido a un cotejo de ADN.

El hecho ocurrió la madrugada del 1 de enero, cuando la víctima estaba alojada junto con sus padres en un bungalow del camping, mientras que los cinco jóvenes habían acampado en una zona arbolada.

Tras el brindis de Año Nuevo, la madre de la adolescente advirtió su ausencia y comenzó a buscarla por el predio, hasta que la encontró en una carpa junto a los jóvenes, presuntamente alcoholizados, según la denuncia realizada.

La mujer llamó a la Policía y radicó la

presentación judicial en la comisaría de la Mujer de

Miramar

, tras lo cual los sospechosos fueron detenidos y se les secuestraron sus efectos personales, una camioneta blanca en la que se movilizaban y una carpa iglú.

Las primeras pericias confirmaron que la adolescente presentaba lesiones en la zona vaginal compatibles con un abuso sexual.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »