Néstor Hernández, Director del Argerich, contó detalles del cuadro con el que entró al hospital Christoffer Persson, el hombre baleado en el barrio porteño de Monserrat cuando paseaba junto a su novia.

El director del Hospital Argerich habló sobre el estado de salud del turista sueco baleado en un intento de robo en el barrio porteño de

Monserrat

que sufrió la amputación de su pierna derecha por la gravedad del cuadro que podía conducirlo a la muerte.

“Es una lesión grave que comprometió el paquete varculonervioso. Si no se le amputaba (la pierna) corría riesgo su vida”, afirmó el médico Néstor Hernández quien también explicó que Christoffer Peter Persson llegó al hospital el domingo a las 23.40 y que a las 0.20 ya estaba en quirófano para la primera de las “tres intervenciones” quirúrgicas a las que fue sometido.

Según el director del centro asistencial, el sueco presentaba “una herida de arma de fuego con ingreso en el tercio inferior del muslo (derecho) con orificio de entrada en región interna y orificio de salida en región externa”. “El paciente ingresó con falta de sensibilidad, falta de pulso, con un cuadro isquémico. Fue evaluado en forma inmediata por cirugía vascular y se decidió su intervención quirúrgica”, agregó.

Hernández explicó que en esa primera cirugía, que duró ocho horas, primero se hizo una “exploración” donde se vio “una lesión grave del paquete varculonervioso” que incluía una herida “de tres a cuatro centímetros en la arteria femoral”. Por ello, explicó que se hizo “un primer intento de by pass con vena” que después de finalizado “no fue satisfactorio por el flujo” y por ello “se decidió en el acto intraoperatorio realizar un nuevo by pass, pero esta vez con una prótesis”.

El médico relató que luego de la operación se comprobó en terapia intensiva que volvió a fallar el flujo sanguíneo, por lo que se decidió “una nueva intervención donde se desmontó este by pass y se hizo uno nuevo también con prótesis”. “A las doce horas se comprueba que el miembro inferior derecho no tenía buena vitalidad y se decide la amputación”, señaló el director médico, quien explicó que se hizo “por arriba de la rodilla”.

Sobre el estado actual de Peter, Hernández dijo que “el paciente está evolucionado favorablemente, en el día de ayer pasó de terapia intensiva a intermedia“. “Actualmente está lúcido, afebril y esperamos que con el trascurrir de unas horas el paciente esté en condiciones para darle el alta”, comentó, aunque aclaró que “está con antibiótico por vía endovenosa” y que eso demandará al menos otros “cinco días de tratamiento”

“Anímicamente el paciente en este momento está mejor, pero éste es un cuadro que va a llevar tiempo con trabajo psicológico porque es una persona joven que se encontraba de turismo en el país y le pasó esto”, reflexionó el médico.

Confirmó también que de la segunda operación participó Yamil Ponce, el mismo cirujano que hace un año le salvó la vida al turista estadounidense Frank Joseph Wolek, también herido, pero a puñaladas, en un

asalto

en La Boca en que terminó muerto un ladrón en manos del policía Chocobar.

Al turista sueco lo atacaron el domingo pasado alrededor de las 22, cuando caminaba junto a su novia en el cruce de Tacuarí y Venezuela, a una cuadra de avenida 9 de Julio. Allí fue sorprendido por un delincuente armado que se movilizaba en un auto y que tras pedirle el ceular, como el hombre se resistió, fue baleado en la pierna.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »