Las organizaciones planifican de cara a las elecciones presidenciales del año que viene. En algo coinciden todas: el límite es Cambiemos.

Por Luciano Bugner
@lucianobugner

De cara a las próximas elecciones, los movimientos sociales ya eligieron quién no será su candidato. Las organizaciones tienen un límite: Cambiemos. Sin embargo, las internas del peronismo y la figura de

Cristina Fernández de Kirchner

dividen al mundo social. Reuniones, actos y encuentros secretos marcan la agenda de un verano que empieza a definir los apoyos.

El mundo votante dentro de las organizaciones abarca, aproximadamente, un millón de personas. Y si bien aún no se definió si saldrá un apoyo unánime hacia un candidato, "vamos a estar juntos el 90% de los movimientos sociales", resumió Daniel Menéndez, quien lidera Barrios de Pie, agrupación que está apartada en la fracción encabezada por Silvia Saravia. Para Menéndez hay que plantear "una articulación" y desde allí "construir una unidad amplia, que sea la alternativa de cara al 2019".

Esa construcción es la que intentaron mostrar el 27 de noviembre en Atlanta, cuando el llamado tridente San Cayetano (Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular y la Corriente Clasista y Combativa) encabezó un acto bajo la consigna "No al G20. Fuera el FMI". "Tenemos que ir a la unidad, pero no depende solo de nosotros", disparó Leo Grosso, diputado nacional y militante del Movimiento Evita y la CTEP. Para el legislador, "no hay límite. Sólo Cambiemos", agregando que "en los barrios lo único que te piden es que les ganemos".

Todos adentro

Partícipe del acto en Atlanta, Gildo Onorato (Ctep y Movimiento Evita) destacó que el apoyo será a quien represente la agenda que marcan desde los sectores sociales. "Pedimos por las 5 leyes, por la agricultura familiar, la resolución de las adicciones. Entendemos y somos parte del fenómeno de las mujeres", detalló Onorato, para quien "tiene que haber unas PASO en la oposición". Y si bien, al igual que sus pares, "el límite es Cambiemos", el dirigente social destacó que "los problemas institucionales vienen de décadas, y no fueron resueltos ni por el progresismo ni por el gobierno liberal".

"Un frente sin Cristina"

Más clara, y con nombre y apellido, habló Silvia Saravia, conductora de la fracción de Barrios de Pie que tiene como candidato a Humberto Tumini, presidente del Movimiento Libres del Sur. "Tiene que ver con el proyecto de país que creemos posible, pero a veces no alcanza con ideas propias", le dijo a Crónica la dirigente social, quien ve con buenos ojos una alianza con gobernadores o referentes del peronismo. Su deseo es que "surja un frente con sectores diversos. Nosotros compartimos actos con Miguel Lifschitz (gobernador de Santa Fe), con Sergio Massa, hablamos con Urtubey. Algunos de los gobernadores pueden integrar el frente para alcanzar mayor visibilidad. Sería interesante".

Para Saravia, "el primer posicionamiento es no a Macri. Claramente representa solo a un sector". Asimismo, cree que "Cristina tampoco, porque su proyecto fracasó. La pobreza y la falta de trabajo, por ejemplo, no se resolvieron. Y en la sociedad tiene un alto nivel de rechazo por la corrupción. Además, es funcional a Macri".

"Cristina sí"

El único dirigente social que sí definió su postura fue Juan Grabois. El referente de la CTEP habló en su cuenta de Twitter, el pasado 14 de diciembre, del encuentro con "nuestra precandidata presidencial Cristina Kirchner".

Empieza enero y las fichas se mueven. Reuniones entre dirigentes sociales y políticos serán el puntapié para armar el rompecabezas y definir el apoyo que saldrá desde los barrios populares. Con Macri fuera de la carrera, Cristina y el peronismo toman la delantera.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »