Alfaro le habló a los hinchas de Huracán y fue claro con respecto a su decisión de irse a Boca: "Sé que esto no es fácil de entender o de aceptar cuando se analiza desde la pasión y no desde la razón. Sé que quedará gente dolida, defrauda y, tal vez, decepcionada".

Gustavo Alfaro anunció su partida de Huracán mediante una carta muy larga y conmovedora. En ella le pidió especial perdón a la gente del Globo y expresó que es consciente de que puede recibir insultos la próxima vez que los vea. Además, hizo especial énfasis en agradecerle al Presidente Nadur. Mirá sus palabras. 

ESTAS FUERON LAS PALABRAS DE ALFARO

Buenas tardes. Deseo expresar a través de este comunicado en mi nombre y el de mi CT, la finalización de mi vínculo contractual con el Club Atlético Huracán. Decisión muy compleja para mí, desde lo emocional y desde lo deportivo. Viví 18 meses maravillosos e inolvidables en el club. Sentí mucho respeto y mucho apoyo desde el momento en que llegué. De parte de los Dirigentes, encabezados por su Presidente Alejandro Nadur, y por sus jugadores, y que luego con el paso del tiempo, fue sumando a sus hinchas de manera incondicional.

Las razones y las causas no son sencillas de explicar, o tal vez de aceptar. Todas las cosas en mi vida me han costado mucho, desde mis inicios como jugador hasta mi búsqueda como entrenador. Siempre fueron cuestas escarpadas y lejos de ser sencillas. Pero siempre con mi vista puesta hacia adelante, a tratar de conquistar desafíos. Y ya en esta etapa de cierre de mi carrera, soy convocado a un proyecto deportivo por el cual desearía atravesar. Sé que esto no es fácil de entender o de aceptar cuando se analiza desde la pasión y no desde la razón. Sé que quedará gente dolida, defrauda y, tal vez, decepcionada, y sé que en esta profesión los entrenadores no estamos ajenos al escarnio público, del cual muchas veces nos separa una línea muy delgada. Pero para mí no quedan más que palabras de gratitud hacia el Mundo Huracán. Comenzando por el Presidente Alejandro Nadur. Ojalá todos los Presidentes que tuve hubiesen sido como él, como le dije, a la altura de las mejores cosas de Don Julio Grondona. También de todo su cuerpo técnico, siempre al pie del cañón, apoyando causas, los colaboradores, desde la Logística en el día a día, pasando por el Cuerpo Médico de Excelencia, por sus utileros, la gente de Seguridad, la Administración, prensa, todos.

Los jugadores, que no decir de ellos, gladiadores incansables, emblemas de la ilusión, artífices de las realidades. Fueron siempre más que 11 los que entraron a la cancha, y los que hicieron la transformación que nos permitió volver a soñar y poner al equipo en el lugar que demanda su historia. GRACIAS. Me inclino ante ellos. A la gente le pido perdón, no les pido que me entiendan. Sólo les agradezco cada voz de aliento en la tribuna, en la calle, en el banderazo, en esa frase que contextualizaba todo, GRACIAS NOS DEVOLVISTE EL ORGULLO.

Sé que tal vez la próxima vez que nos crucemos las voces sean de insultos, pondré una coraza a mi corazón como a menudo hacemos los entrenadores para protegernos, pero sé que me va a doler, y sé que son los costos de mi decisión. Esta no fue sencilla, cruzada de emociones y de sensaciones muy fuertes. Pero hoy con dolor siento que tengo que partir. Sé que este pequeño Legado de 18 meses está fuertemente a resguardo en la mente de sus Dirigentes y en el corazón de sus jugadores. GRACIAS HURACAN, CON DOLOR LES DIGO ADIOS.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »