El empresario que asesinó a su ex mujer de varias puñaladas sostiene que fue el propio Ignacio Pardo, ex integrante de los Fabulosos Cadillacs, quien le confirmó el plan para asesinar a Patricio Ferrari.

Fernando Farré, preso por matar de 66 puñaladas a su esposa, Claudia Schafer, teme por su vida tras convertirse en “testigo clave” por permitir desactivar un plan para atentar contra el fiscal, Patricio Ferrari.

El instigador del plan para ultimar al magistrado, es el ex saxofonista de Los Fabulosos Cadillacs llamado Ignacio Alfredo Pardo, alias “Naco Goldfinger”. El femicida, que cumple su condena en la

Cárcel

de Florencio Varela, sostuvo que fue el propio músico quien le reveló el plan cuando compartieron celda. 

Tanto Pardo como Abel Díaz Rodríguez, que también estaba preso pero gozaba de salidas transitorias, fueron imputados la semana pasada como acusados de preparar un atentado contra al fiscal a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción de delitos Criminales de San Isidro. 

Según se sabía, la investigación comenzó luego de una declaración testimonial de una persona y se supone que “el plan para atacar al fiscal” arrancó en mayo. En junio, Díaz Rodríguez comenzó a gozar de salidas transitorias y se comprometió con Pardo a armarle la logística que le hiciera falta.

Los investigadores se enteraron que Pardo llamó desde el penal a un hermano suyo que vive en Brasil, quien le habría ofrecido conseguir a dos sicarios para que logren el cometido contra el fiscal que fue quien llevó adelante la investigación que culminó con el juicio en el que el ex saxofonista fue condenado a ocho años de prisión.

 “Fui yo, y lo hice para salvarle la vida al fiscal Ferrari. Naco tiene gente en todos lados, me amenazó, me amenaza y me va a hacer matar”, aseguró Farré en Infobae, quien indicó que fue trasladado de celda, donde fue protegido por nuevos compañeros, entre ellos Carlos Colosimo, tío de Wanda Nara, preso por abuso sexual a varias menores. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »