El hombre le dio tres disparos, el último en la cabeza, porque la empleada habría detectado el desvío de fondos. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEl LECTOR.

Un terrible caso conmociona a Areguá, una ciudad paraguaya ubicada a 20 kilómetros de la capital

Asunción

.

Alcides Alvarenga, tesorero de la Junta de Saneamiento de Pindolo, una compañía de la turística de dicha ciudad, mató a quemarropa a su secretaria Miriam Soto Sánchez, de 37 años de edad.Y su crimen quedó registrado por las cámaras de seguridad.

Si bien al principio se sospechó de una disputa de pareja, la investigación fiscal encontró otros indicios que apuntan a una "quema de archivos". 

De acuerdo a los primeros datos recabados de allegados y compañeros de la fallecida, Miriam habría detectado millonarios faltantes en la gestión de Alvarenga y por eso fue fusilada.

Efectivos de la Comisaría 18° llegaron hasta el lugar del crimen y, luego fueron a la casa de Alcides quien se había fugado y escondido en su residencia. El mismo fue aprehendido y puesto a disposición de la Fiscalía.

El fiscal Miguel Vera inmediatamente después de ver el video, lo imputó por "homicidio doloso agravado" en contra del tesorero lo que lo encerraría entre 5 y 30 años de su vida. Como la mató para "callarla", la justicia no contempla un femicidio.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »