El presidente de Francia anuló el impuesto a los combustibles por todo el año 2019, en vez de suspenderlo durante seis meses, como se había anunciado en un nuevo paso para intentar aplacar el malestar social desnudado por el movimiento chalecos amarillos.

Tras los incidentes ocurridos en

París

, el presidente francés,

Emmanuel Macron

, dio marcha atrás con el aumento de los combustibles, para tratar de poner fin al malestar social encabezado por los "chalecos amarillos". Esta anulación definitiva llegó horas después de que anunciara que la suspensión sería por seis meses.

A este anuncio se le suman otras dos medidas -la congelación de las tarifas de la electricidad y del gas durante el invierno- cuyo objetivo es disminuir la tensión que se respira en el país luego de la masiva movilización del sábado último.

Pese al cambio de rumbo por parte del gobierno, las protestas continúan. Estudiantes secundarios y terciarios impidieron ayer el acceso a centros de estudio, en contra de un nuevo sistema de solicitud para la universidad. A su vez, en el sudoeste del país, operaciones sorpresa bloquearon puestos de peajes y propietarios de pymes cortaron rutas en reclamo por los altos impuestos.

Asimismo, los sindicatos y agricultores anunciaron su apoyo a los "chalecos amarillos" y su adhesión a las protestas nacionales contra el presidentes francés. ¿Continuará la violencia?

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »