Así lo aseguro el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. 

En medio de la controversia por el avance de la política de mano dura, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta adelantó que la ciudad seguiría el mismo camino de Nación. “La ciudad va a adherir al protocolo”, confirmó el alcalde porteño. Rápidamente tomó la posta el vicejefe Diego Santilli, que quedó a cargo de la seguridad tras los incidentes de la suspendida final de la

Copa Libertadores

(con algunos cruces con el gobierno nacional incluidos): “Vamos a adoptar el reglamento pero también trabajar en lo que tiene que ver con pertrechos, gases lacrimógenos, con balas de goma y un montón de situaciones en las que trabajan nuestras fuerzas de seguridad”, sostuvo Santilli.

La provincia, por ahora no 
En la provincia de

Buenos Aires

este martes aseguraban que analizarán si adhieren al protocolo, pero que eso dependerá de un “informe completo” que elevarán directamente a la gobernadora desde distintos ambitos, principalmente la

Policía Bonaerense

, la Secretaría de Derechos Humanos y el área de Legales del

Ministerio de Seguridad

que conduce Cristian Ritondo.

Desde La Plata dijeron a Crónica que se enteraron de la medida “cuando la vimos publicada en el Boletín Oficial”, y señalaron que “la realidad en la Bonaerense es distinta” a la Federal, ya que “todavía estamos trabajando sobre la capacitación, que es el eje de nuestra gestión”. En ese sentido, destacaron que por decisión de Vidal se incluyó una charla de las

Madres del Dolor

en la formación de los efectivos. “Se verá cuando esté terminado el informe, pero sería contradictorio seguir ese camino”, adelantaron.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »