Fabián Penin fue procesado por "poner en peligro la seguridad aérea" y quedó en libertad por disposición del juez de la causa, que lo embargó por cinco millones de pesos.

El hombre que interfirió las comunicaciones entre un avión de

Aerolíneas Argentinas

y la Torre de Control del

Aeroparque

Jorge Newbery, el 11 de noviembre último, quedó este lunes en libertad, tras ser procesado por haber puesto en peligro la seguridad aérea.

"Con su accionar puso en peligro, a sabiendas, la seguridad de la aeronave en cuestión, como también de otras si se hubiese acatado su orden de despegue por una vía que no había sido autorizada por la torre de control", advirtió el magistrado Sebastián Ramos, quien también embargó por cinco millones de pesos a Fabián Penin.

Ese domingo, el piloto, que había ido al citado aeropuerto a despedir a su hija que partía a Bariloche, se paró junto a una reja para enviar un mensaje por handy a sus colegas en función, con un saludo y una orden de despegue.

Penín estuvo detenido desde el 13 de noviembre último por orden de Ramos y recuperará ahora la libertad, pero está acusado por un delito previsto en el artículo 190 del Código Penal, que consiste en la puesta en peligro de la seguridad aérea.

El tráfico aéreo se interrumpió 20 minutos a raíz de lo ocurrido con el vuelo 1694 de

Aerolíneas Argentinas

que partía rumbo a Bariloche, con la hija de Penín a bordo. En su declaración indagatoria, argumentó que sólo quiso despedir a su hija y se mostró arrepentido. 

 

El hombre quedó en libertad a pesar del procesamiento. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »