Sully, el can que acompañó al ex presidente de Estados Unidos en sus últimos meses de vida, se quedó acostado junto al ataúd de su amo. Mirá las imágenes.

Un presidente de

Estados Unidos

dijo alguna vez que la mejor forma de tener un amigo en Washington es conseguir un perro. Sully, el fiel perro del mandatario número 41 del país, George H.W. Bush, regresó el lunes a la capital con su difunto amo.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »