El director ejecutivo de la Fundación Huésped aseguró que la enfermedad dejó de ser mortal y pasó a ser tratada como crónica, lo que bajó la atención prestada. Sin embargo, en Argentina mueren 1500 personas al año, muchas veces por diagnósticos tardíos y abandonos en el tratamiento.

Por Francisco Nutti

@FranNutti

En el marco del Día Mundial contra el

Sida

, que se celebra cada 1° de diciembre, un informe oficial anunció que 129.000 personas vive con

VIH

en Argentina, de las cuales un 20 % lo desconoce. ¿Cuál es el motivo por el cual gran parte de la sociedad se dejó de preocupar por esta enfermedad, que puede ser mortal si no se trata?

"Las nuevas infecciones en la población joven tienen relación con dos cuestiones, una es porque es una generación que no vio morir a amigos o familiares, producto de esta problemática. Por otro lado, las falencias en la educación sexual integral también se expresan en el crecimiento de infección de transmisión sexual como el

VIH

. Y el hecho de haber perdido centralidad en la comunicación y en las campañas, hace que esta población transcurre sus primeros años de actividad sexual sin que el VHI sea una de las problemáticas que más los acucian"
, explicó a Crónica el director ejecutivo de la Fundación Huésped, Leandro Cahn

"Lo que nosotros observamos es que los antivirales para el

VIH

empiezan a ser víctimas de su propio éxito, entonces la gran noticia de que el

VIH

hace algunos años dejó de ser una enfermedad mortal para poder ser tratada como una enfermedad crónica empieza a generar también una bajada en la atención prestada en la importancia de la prevención, porque si total son una o dos pastillas por día y voy a estar bien ¿para qué cuidarme?"
, continúa Cahn, quien aseguró que "no es cierto que nadie se muere de

Sida

"


"En principio más de un 30 % a nivel mundial de las personas que vive con el virus no lo sabe. Eso hace que muchos de ellos se los diagnostique con una infección avanzada, cuando ya desarrollaron una enfermedad oportunista. Entonces hay abandono de tratamiento, y dificultades o condicionantes sociales que hacen que las personas con

VIH

no puedan continuar con su tratamiento como deben. Por ejemplo, en Argentina, pierden la vida alrededor de 1.500 personas con

VIH

por año",
agregó. Y confirmó que "el preservativo es la principal barrera que protege tanto infecciones de transmisión sexual como embarazos no intencionales".

VIH

en agenda


En las últimas horas, la Fundación Huésped inició una campaña sobre la necesidad de que el

VIH

esté en la agenda de los líderes del mundo. En ese contexto, Cahn indicó: "Si el 90% de las personas con

VIH

conociera su diagnóstico, accediera al tratamiento y mantuviera su carga viral indetectable, sería posible controlar la

epidemia

de

VIH

/sida en 10 años. Esto es responsabilidad de los líderes del mundo y no se trata de una meta imposible porque la mayoría de los países cuentan con herramientas como el testeo, el tratamiento y la mejora en la calidad de vida de las personas con

VIH

. Por eso pedimos que pongamos el

VIH

en agenda".

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »