En su mensaje de apertura de las sesiones de la cumbre de líderes mundiales en Costa Salguero, el Presidente además remarcó que "nunca convergieron tantos líderes al mismo tiempo" en Argentina.

lmendoza@cronica.com.ar

Al abrir ayer la Cumbre de Líderes del Grupo de los 20 (

G20

) en Buenos Aires, el presidente

Mauricio Macri

celebró la presencia y el respaldo de los jefes de gobierno a la Argentina, después de un año marcado por la crisis financiera del país y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Tomamos la realización del

G20

en esta capital como un gesto de apoyo y de reconocimiento a la presencia y desempeño que está teniendo la Argentina en el escenario global, sobre todo después de tantos años de aislamiento", afirnó Macri desde el complejo de

Costa Salguero

, en la apertura de la histórica reunión de los jefes de Estado, transmitida a todo el mundo por el canal de YouTube.

"Aquí los líderes nos vemos cara a cara, hablamos con franqueza y ratificamos coincidencias, a la misma vez que administramos desacuerdos. Y yo espero que en este trabajo de día y medio logremos crear las bases para los consensos de los próximos diez años", enfatizó.

El Presidente reiteró en varios pasajes la necesidad y el ejercicio de buscar consensos para resolver las diferencias, señalando que a su criterio “la solución es dialogar, dialogar y dialogar”, como “forma de empujar los límites de lo posible”.

Macri habló ante los mandatarios Donald Trump (Estados Unidos), Xi Jimping (China), Vladimir Putin (Rusia), Emmanuel Macron (Francia), Justin Trudeau (Canadá), Shinzo Abe (Japón) y Theresa May (Reino Unido), entre otros. También lo escucharon los presidentes invitados Sebastián Piñera (Chile), Pedro Sánchez (España) y Mark Rutte (Países Bajos), además de los titulares de las organizaciones internacionales socias del grupo, como Jim Yong Kim (Banco Mundial), Christine Lagarde (FMI) y António Guterres (Naciones Unidas).

Sólo faltó a la “foto de familia” y a la apertura de la cumbre la canciller alemana Angela Merkel, quien retrasó su arribo por un desperfecto técnico en el avión que la transportaba al país. El jefe de Estado manifestó en su alocución, que mucha gente mira con dudas y se pregunta para qué sirven estas cumbres.

"Nosotros tenemos el desafío de mostrarle al mundo que los desafíos globales requieren soluciones globales”, dijo. Consideró que “problemas como el futuro del trabajo y el clima” no es posible resolverlos aisladamente, invitando a sus pares “a trabajar juntos, aprovechando los mecanismos que tenemos al alcance”.

Al recordar el décimo aniversario de las cumbres del

G20

, manifestó que “si bien la agenda que hoy nos convoca es distinta, quiero pedirles que actuemos con el mismo sentido de urgencia que en el 2008”. Fundamentó que “en un mundo diverso y con multiplicidad de protagonistas con su propia historia y cultura, la esencia del

G20

es promover el diálogo que respete las diferencias e impulse acciones basadas en acciones compartidas”.

Producto de las diferencias planteadas en la discusión global sobre las políticas del comercio proteccionistas, fundamentalmente entre Estados Unidos y China, reconoció que existen “tensiones entre nuestros países” sobre el camino a seguir para resolver la cuestión. “Los cambios en las circunstancias económicas, sociales y políticas a nivel global han generado un cuestionamiento sobre los mecanismos multilaterales contemporáneos, incluido el

G20

”, advirtió.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »