Se trata del ex secretario de obras públicas, Luiz Fernando Pezao, a quien aprehendieron en el marco de la investigación Lava Jato.

El gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, fue detenido acusado de recibir unos 11 millones de dólares de sobornos durante los últimos diez años. Su aprehensión fue durante una redada realizada por la Operación

Lava Jato

contra la

corrupción

, informó la policía federal de ese país.

Pezao pertenece al Movimiento de la Democracia

Brasil

eña del presidente Michel Temer y fue preso en el Palacio de las Laranjeiras, en el centro de Río, en el mismo momento en que el mandatario electo, Jair Bolsonaro, se reunía en otro barrio, Barra de Tijuca, con el consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton.

La orden de prisión la dictó el magistrado del Supremo Tribunal de Justicia Félix Fischer a pedido de la fiscal general, Raquel Dodge, que interviene en casos de políticos con fueros.

Pezao fue acusado de participar de la red de desvíos de dinero público por la cual está detenido su antiguo jefe político y corrupto confeso, el ex gobernador de Río de Janeiro Sergio Cabral.

Desde 2007 a 2014, Pezao fue secretario de Obras Públicas y vicegoberandor de Río de Janeiro, tras lo cual logró elegirse al frente del segundo estado más rico de la federación brasileña.

Este año, Pezao acordó con Temer intervenir militarmente la seguridad de Río de Janeiro entregando el control de la policía y la lucha contra el delito al Ejército. "Pero además, Pezao había montado su propia red de lavado de dinero de la

corrupción

", apuntó la fiscal general.

La operación en Río de Janeiro está basada en una delación premiada de un economista que dijo a la Justicia haber sido el arquitecto financiero de la red de sobornos y financiación ilegal de la política.

Cabral, el jefe político de Pezao, está detenido desde noviembre de 2016 y recibió penas que suman 170 años de cárcel. Otros dos ex gobernadores de Río ya fueron detenidos por casos de

corrupción

el año pasado pero están actualmente en libertad: Anthony Garotinho y su esposa, Rosinha Matheus.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »