Así lo estipuló la Corte Suprema tras dejar sin efecto la medida cautelar que eximía del pago a aquellos magistrados que ingresaron al Poder Judicial a partir del 1° de enero de ese año.

La medida cautelar que eximió a todos aquellos que hayan ingresado al Poder Judicial a partir del 1º de enero de 2017 del pago del Impuesto a las Ganancias, quedó sin efecto luego de la votación llevada a cabo por la Corte Suprema de Justicia presidida por Carlos Rosenkrantz.

La misa había sido aprobada a fines de 2016 en el Congreso de la Nación: la reforma del Impuesto a las Ganancias alcazaba a todos aquellos magistrados y trabajadores que se incorporaran al Poder Judicial a partir de la mencionada fecha.

La reforma fue criticada por la Asociación de Magistrados que interpuso una medida cautelar luego apelada por el ministerio de Justicia de la Nación. Sin embargo, este martes todo quedó sin efecto.

Quedaron alcanzados por el tributo quienes ya se desempeñaban en el Poder Judicial pero fueron beneficiados desde el 1º de enero de 2017 con ascensos o movimientos de cargos.

Tributarán además quienes ingresaron a partir de 2017 y cuyos salarios superen el mínimo no imponible ya sean empleados, funcionarios, jueces, fiscales y auxiliares de justicia.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »