Los datos del INDEC confirman la fuerte retracción del consumo tras la devaluación. En los centros comerciales, la baja fue del 15,1%.

Las ventas en shoppings cayeron 15,1% en septiembre a precios constantes, sin tener en cuenta la inflación, mientras en los supermercados bajaron 7,9%,según informó el Indec. El dato confirma que el parate del

consumo

se siente con fuerza desde mediados de año. Septiembre fue el tercer mes consecutivo con caídas de las ventas, en medio de un escenario de recesión que tuvo en octubre algunos de los peores

datos

del año.

En la comparación a precios corrientes, la facturación en los supermercados y mayoristas alcanzó a $39.927 millones, con un aumento interanual del 30,8%, que quedó por debajo de la inflación del 40,5% medida por el propio Indec. En tanto, en los grandes centros de compra la facturación a precios corrientes ascendió a $5.749 millones, con un crecimiento internual del 17,2%, muy lejos del dato real al descontar la inflación.

En las recientes jornadas de la Asociación de

Supermercados

Unidos (ASU), el analista de mercado Guillermo Oliveto dijo que "la gente está con mucho disgusto, restricciones y adaptaciones" a la hora de hacer sus compras. En tanto la consultora Kantar Eorldpanel señaló que "este año estuvo muy lejos de lo esperado" y en ese marco "las empresas saben que deben reformular la propuesta de valor para reactivar la demanda pero no encuentran claridad en el momento".

Para el noveno mes del año, desde los mayoristas habían anunciado un retroceso similar, del 15,4%.

Septiembre negro

Los

datos

de

consumo

en shoppings y supermercados se suman a otras cifras alarmantes. Por ejemplo en venta de electrodomésticos, que bajaron 1,8%, lo cual representó la primera caída interanual desde noviembre de 2016, cuando se había registrado una contracción del 2,1%.

Según

datos

de la industria, la retracción en las cantidades despachadas se redujo a la mínima expresión en septiembre, menos del 5% de la capacidad de producción en lo que respecta a la línea blanca, y también marrón, como el de los televisores, en tanto en el resto de los rubros el receso se estimó entre 40% y 50% de los valores considerados normales para ese período.

El comercio minorista en general, en tanto, había informado de una caída del 9,2%. Y otros rubros, como la venta de automóviles, también marcaron fuertes descensos, que llegaron a superar el 40%.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »