Reino Unido logró su objetivo y consiguió que la Unión Europea, aprobara, en una reunión celebrada en la ciudad belga de Bruselas, su salida del bloque regional luego de 44 años de membresía.

Piratas, afuera... El

Reino Unido

logró su objetivo y consiguió que la

Unión Europea

(UE) aprobara su salida del bloque regional después de 44 años de membresía. La decisión fue tomada durante una cumbre realizada este domingo en la capital belga,

Bruselas

, por lo que con el nuevo escenario, aguardan para construir "una asociación lo más cercana posible".

La cumbre extraordinaria contó con el voto favorable de los 27 integrantes de la

Unión Europea

y llegó luego de que las partes alcanzaran un entendimiento que contempla el resguardo del derecho de los ciudadanos, entre otros puntos.

"Ahora es el momento de que todos asuman sus responsabilidades. El acuerdo fue un paso necesario para construir la confianza entre las partes, para construir una futura asociación sin precedentes y ambiciosa", aseguró el principal negociador de la UE, Michel Barnier.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, manifestó que el convenio votado es "el mejor y el único posible", aunque agregó que "el divorcio es un momento trágico" y calificó a la jornada de ayer como un día "triste". "Estoy triste porque ver al

Reino Unido

salir de la UE no es un momento de júbilo sino un momento de profunda tristeza y hacemos todo lo posible para que este divorcio sea lo más suave posible. Pero no hay divorcios fáciles", insistió.

Un nuevo capítulo

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró que lo que le espera al imperio tras el

Brexit

es "un nuevo capítulo" en la "vida nacional", escribió en una carta a la nación publicada en medios locales.

Además, aseguró que habrá un momento de "renovación y reconciliación" en el que quienes están a favor y en contra del proceso tendrán que volver a ser un pueblo.

El proyecto votado este domingo en la UE deberá ser presentado ahora al Parlamento británico, que tendrá que ratificarlo para iniciar así el proceso de separación, que se concretará el 29 de marzo del año próximo.

Una piedra superada

El acuerdo que destrabó la votación fue alcanzado entre

España

y el

Reino Unido

en torno a

Gibraltar

, enclave británico en la península ibérica que Madrid reclama como propio. En ese sentido, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró que recibieron "garantías absolutas" para resolver el conflicto y un "blindaje histórico" para la relación futura entre ambos países.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »