La organización no gubernamental le solicitó a las fuerzas de seguridad que en caso de ser necesario controlar a las masas, que sea de manera "legítima, necesaria y proporcionada". Por otro lado, Marcos Peña aseguró que se trabaja para evitar cualquier confilicto.

Amnistía Internacional

consideró este lunes que el Gobierno debe "respetar y garantizar" los derechos de aquellas personas que quieran manifestarse durante la

Cumbre

del

G20

.

"Las autoridades deben estar a la altura de las circunstancias y mandar un mensaje muy claro a los cuerpos de seguridad, de respeto al derecho a manifestarse por encima de la lógica represiva", manifestó la directora para las Américas de

Amnistía Internacional

Erika Guevara Rosas.

"La lógica de estigmatizar la protesta social debe ser desechada porque manifestarse pacíficamente es un derecho humano", añadió la entidad.

"En general las fuerzas de seguridad deben tratar de evitar emplear la fuerza. Es posible prever la necesidad de utilizarla y para eso, los efectivos deben estar claramente instruidos y preparados para hacerlo de manera legítima, necesaria y proporcionada", indicó.

La organización no gubernamental señaló que en caso de considerarse necesario dispersar a los manifestantes, los agentes de seguridad deben asegurarse de que no existen otros medios menos violentos para conseguir el mismo fin.

"Ante cualquier exceso por parte de las fuerzas de seguridad, deben ponerse en marcha los mecanismos necesarios para que se investigue y sancione las personas responsables", puntualizó.

"Si bien Argentina tiene que garantizar la seguridad de mandatarios y mandatarias, eso no puede ser una excusa para desconocer los derechos a la vida e integridad de las personas", agregó. 

Asimismo, la entidad confirmó que remitió al Ministerio de Seguridad y al Ministerio del Interior un pedido de acceso a la información pública sobre la preparación del operativo de seguridad para la cumbre, compra de armamento, y entrenamiento del personal.

"La organización también solicita información sobre las posibles medidas dispuestas para el ingreso al país de ciudadanos extranjeros durante la cumbre y sus días previos", expresó Guevara Rosas.

Por otro lado, el jefe de Gabinete,

Marcos Peña

, afirmó durante esta jornada que la organización del

G20

"es un enorme desafío" para la Argentina y anticipó que "se trabaja para que las protestas sean en paz", durante la

Cumbre

de presidentes.

Peña recordó que el año pasado durante el

G20

que tuvo lugar en la ciudad alemana de Hamburgo, "vivimos la conflictividad callejera", y consideró que "es natural siempre en estos eventos" que haya "protestas".

Consultado acerca de lo que significa para nuestro país, el funcionario indicó que "es un enorme desafío y orgullo para los argentinos", y aseguró que también "refleja la confianza en este proceso de transformación", y consideró que "ha sido y es una gran oportunidad".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »