La co- fundadora de Cambiemos regresó de Israel y se mostró molesta con Mauricio Macri por las "concesiones" que le dio al peronismo. 

La líder de la

Coalición Cívica

,

Elisa Carrió

,
regresó de su viaje a

Israel

y sigue distante del presidente Mauricio Macri y molesta por ciertas “concesiones” al peronismo, por lo que se siente “al margen” de la gestión. “Estoy analizando, pero no comparto ninguna estrategia y no fui consultada para eso. Estoy corrida y al margen de todo”, habría revelado este lunes la co-fundadora de

Cambiemos

a referentes de su partido al regresar al país.

La diputada ya avisó a su entorno que, si bien tiene previsto asistir a la próxima y última sesión en la

Cámara baja

, su plan es mantener el bajo perfil y evitar la exposición pública para no chocar abiertamente con la Casa Rosada. Principalmente, Carrió tiene fuertes diferencias respecto al manejo de las negociaciones con el peronismo por el Presupuesto 2019 y la integración del nuevo

Consejo de la Magistratura

, especialmente con el ministro Rogelio Frigerio y el jefe de la Cámara, Emilio Monzó, y dejó trascender que en ningún caso fue consultada.

“Se le dieron demasiadas concesiones al peronismo. No hay que tenerle miedo sino redoblarle la apuesta”, habría dicho Carrió.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »