Se trata del perito naval y especialista que analizó las primeras imágenes del ARA San Juan hundido a más de 900 metros de profundidad. Descartó varias teorías y explicó que rescatar los cuerpos es "prácticamente imposible".

El perito naval, Fernando Morales brindó detalles luego de analizar las imágenes captadas por la empresa "Ocean Infinity" que logró hallar el submarino

ARA San Juan

hundido a 907 metros en la profundidad que llevaba 44 tripulantes a bordo.

"Es maravilloso lo que una imagen puede lograr. El hecho de que el submarino esté donde esté, descarta muchas hipótesis. Como por ejemplo, está descartado que sufrió un ataque exterior, o que lo atacó un pesquero chino, o que estaba en Península Valdés y la Armada se negó a auxiliarlos", comenzó el especialista.

Y siguió: "En estas primeras imágenes se ven 3 partes. El casco resistente donde está la gente y las maquinas se mantuvo en una sola pieza, no se partió ni desoldó pero implosionó por la presión del agua".

Morales desarrolló que a los 800 metros de profundidad se separó la proa y la popa. "Los cálculos de la Armada indican que si se hubiese separado a los 200 o 300 metros, el esparcimiento de los restos hubiese sido mayor. Pero como fue cercano a impactar con el fondo, los restos están todos juntos", añadió.

Y ratificó: "Es certero que el submarino no fue víctima de un ataque exterior, está completamente descartado".

Con respecto a la familia de los tripulantes y su pedido de rescatar los cuerpos del buque, sentenció: "Es prácticamente imposible, esta sumergido a 900 metros de profundidad".

"Hay que hacerle ver a los familiares los riesgos que puede acarrear sacar los cuerpos de ahí.  Además, es tan caro que tampoco lo podríamos soportar", concluyó.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »