En Argentina 8 de cada 100 bebés nacen antes de tiempo. El 17 de noviembre se celebra su día internacional. 

Por Jimena Golender 
@jimegol20 

Establecido por la Organización Mundial de la Salud, este sábado se celebra el Día Internacional del Prematuro, una forma de concientizar sobre los derechos de los niños que nacen antes de las semana 37 de gestación. En el país, 8 de cada 100

bebés

son prematuros y representa el 25% de la mortalidad infantil durante el primer año de vida.

Esta problemática es una experiencia difícil para los padres y la familia del recién nacido que deben transitar por una mezcla de emociones e incertidumbre, los padres de un bebé prematuro pueden pasar hasta 3 meses visitando diariamente el área de Neonatología del hospital.

Liliana Zapata es una de las madres que forman parte de la Red de Familias Prematuras, una Asociación Civil sin fines de lucro que cuenta con el apoyo de Unicef desde el 2014. "Yo me crié escuchando la palabra prematurez, fui una beba sietemesina así que el término no me resultaba ajeno. En el año 2005 fui madre por primera vez, tratándose de gemelos sabía que existía la posibilidad de un parto prematuro. Los chicos nacieron a las 29 semanas y tuvieron que pasar 45 días en Neonatología del Hospital Italiano. En ese período se formó un vínculo muy especial con el equipo de enfermeras y médicos del hospital. Todos los años los veo en los reencuentros que celebran el Día del Prematuro, voy a estar eternamente agradecida con ellos, siempre digo que fueron los primeros papás de mis chicos".

El personal de salud tiene un rol fundamental en el proceso, ya que son ellos quienes cuidan del bebé mientras se encuentra internado y durante los controles posteriores, al mismo tiempo que deben acompañar a los padres y la familia involucrada en el tratamiento. La Red está compuesta por familias que transitaron el nacimiento de un hijo prematuro y que de forma voluntaria, promueven y difunden información vinculada al tema.

Desde las propias vivencias ayudan a contener, apoyar y guiar a familias que atraviesan por esta dura experiencia. Asimismo, generan espacios de encuentro y aprendizaje con charlas en distintos hospitales de Buenos Aires: "Aunque contamos con asesoramiento médico, las palabras de madre a madre hacen que el mensaje llegue distinto. Sólo quienes atravesamos por esto podemos llegar a comprender lo movilizante y sensibilizador que puede llegar a ser".

Además brindan charlas en colegios, donde tratan la problemática de los embarazos adolescentes que suelen aumentar el riesgo de un parto prematuro. Año tras año, se le presta especial atención a la difusión de un derecho en particular. En esta oportunidad se focaliza en la atención del niño, considerando sus semanas de gestación y el peso, pensando en su futuro. Ya que una vez que son dados de alta, deberán realizarse distintos controles, especialmente en el primer año de vida.

El contacto piel a piel con la mamá 
 

Cuando nace un bebé prematuro el equipo de salud debe trabajar en conjunto con los padres para poder brindarle el mejor cuidado posible. “Al principio, se hace difícil para la familia, y en especial para la madre, el aceptar que el bebé esté en la sala de neonatología ya que habiendo tanta cantidad de equipos médicos, de alarmas, ruidos, luces, no es lo que la madre tenía pensado para desarrollar su maternidad. En cuanto sea posible, el equipo de salud debe promover el contacto piel a piel entre el bebé prematuro y su familia: esto significa que deben tener total libertad para ver en todo momento al niño, esa familia debe estar integrada a la neonatología, formar parte y estar cuidada junto con el bebé”, explica el Dr. Julio Falk, uno de los directos del Centro Neonatal y Pediátrico de la Clínica Santa Isabel y Jefe de Neonatología del Hospital Durand.

En los últimos años surgieron tratamientos más humanizados que priorizan el contacto del bebé con la piel de la madre, uno de ellos es el “Método Canguro” que consiste en colocar al niño en el pecho de su mamá y cubrirlo con su ropa. “Se ha demostrado que promueve el vínculo con la madre y ayuda al desarrollo del niño”, afirma el especialista y agrega: “la semana del prematuro ayuda a concientizar sobre sus derechos”.

Los 10 derechos 

1 La prematurez se puede prevenir en muchos casos por medio del control del embarazo, al que tienen derecho todas las mujeres.
2 Los recién nacidos prematuros tienen derecho a nacer y a ser atendidos en lugares adecuados.
3 El recién nacido tiene derecho a recibir atención acorde a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso al nacer y sus características individuales, pensando en su futuro.
4 Los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia.
5 Los

bebés

nacidos de parto prematuro tienen derecho a ser alimentados con leche materna.
6 Todo prematuro tiene derecho a la prevención de la ceguera por Retinopatía del Prematuro (ROP).
7 Un niño que fue recién nacido prematuro de alto riesgo debe acceder, luego del alta neonatal, a programas especiales de seguimiento.
8 La familia de un recién nacido prematuro tiene derecho a la información y participación en las decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica.
9 El recién nacido prematuro tiene derecho a ser acompañado por su familia todo el tiempo. 10 Las personas que nacen de parto prematuro tienen el mismo derecho a la integración social que las que nacen a término.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »