El padre de Luis Antonio Niz, tripulante de 27 años que zarpó en el submarino ARA San Juan aquél noviembre de 2017, dialogó con Crónica y contó detalles emocionantes.

Entrevista Mr Goju (Montenegro)

Por: Jorge Rubén García

Por Conrado Moreno

La última vez que Luis Alberto Niz habló con su padre, le dijo que el 7 de diciembre se casaba con Alejandra Morales, de quien era novio desde el 2012. Esa llamada se realizó el 8 de noviembre desde Ushuaia, donde el tripulante se encontraba junto a sus compañeros del submarino

ARA San Juan

participando de ejercicios militares en aguas del Canal del Beagle, frente a las costas de Tierra del Fuego. Lo que pasó después es historia: el navío partió hacia el puerto de Mar del Plata y

el 15 de noviembre emitió la última comunicación con tierra firme

.

Desde ese momento, y hace ya un año, 44 familias siguen esperando a sus héroes. "No hay que bajar los brazos porque si lo haces, te caes y no te levanta nadie. A mi hijo voy a seguir esperándolo toda la vida", contó en diálogo con Crónica, Luis Antonio Niz, padre del tripulante de 27 años que zarpó siguiendo su sueño de navegar y aprender de la profesión que siempre amó.

Antonio, entre el orgullo y la angustia, recuerda a su hijo como un chico alegre, trabajador y valiente, como alguien corajudo y dispuesto a los riesgos. "Uno se acuerda de algunas cosas y llora; me pasa todos días. Mi hijo es una persona ejemplar, tuvo el mejor promedio en su grupo de submarinistas y estaba en constante aprendizaje. Lo que pasó fue y es muy doloroso para un padre, pero lo importante es no caerse, por eso lo recuerdo siempre con su sonrisa y por su increíble coraje", resumió Niz. Entre las historias de los 44 tripulantes, la de Alberto resaltó porque el joven iba a casarse unas semanas después de la desaparición del submarino.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »