En Siria, el asesino que es musulmán y desertor sunita, llevó a cabo un "crimen de honor" para limpiar el apellido. La víctima fue ejecutada luego que un militar turco la violara y difundiera sus imágenes en internet. .

El asesino se llama Bashar Bseis, y es un desertor sunita que combate con el Ejército Libre Sirio contra las Fuerzas Armadas del país y militares leales al gobierno del presidente Bashar Al Assad en la ciudad siria de Yaráblus, Alepo.

El protagonista tomó un fusil Avtomat Kalashnikova modelo 1947 (AK-47) y acribilló sin piedad a su hermana, Rasha Bseis que aparece aterrorizada y acurrucada contra una pared.

El asesinato ocurrió a finales de octubre de 2018, y recientemente se emitió una orden de arresto contra el homicida, que disparó mientras el amigo que filma la escena le grita "Adelante, Bashar, limpiá tu honor".

La organización ESL de Mustafa Sejari, aseguró que su organización investiga este asesinato "contrario a sus principios" y confirmó que un tribunal militar de Yarábulus imirió la orden para apresarlo.

La principal hipótesis es que la víctima había sido violada por un militar de Turquía y difundió videos e imágenes en diversas páginas.

Repudio en las redes

"No serás olvidada, Rasha Bseis", fue la consigna que se puso en marcha a través de las redes sociales para denunciar estos crímenes de "honor" que suelen cometerse para limpiar el nombre de las familias.

"Descansa en paz. Siento mucho que nacieras en un mundo así. Lo siento por todos nosotros", escribió la activista siria Sarah Hunaidi sumada a cientos de miles de mensajes de rechazo al cruento suceso que deja a las claras los horrores que viven las mujeres en esa zona.
 

La pancarta dedicada a la víctima.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »