Un sujeto de 46 años ingresó armado al lugar de culto judío y desató un baño de sangre. Además de fusilar a más de una decena de personas, dejó varios heridos.

Al menos 11 muertos fue el saldo que dejó un tiroteo perpetrado por un hombre altamente armado dentro de una sinagoga en Pittsburgh, Pensilvania,

Estados Unidos

.

Autoridades del Departamento de Seguridad Pública de Pittsburgh informaron que el sospechoso fue identificado como Robert Bowers, un hombre de 46 años, quien portaba un rifle AR-15, armas de menor calibre y un presunto dispositivo explosivo.

Tras el tiroteo, en el que arremetió contra la congregación judía Tree of Life en Squirrel Hill donde se encontraban más de 50 personas, el sujeto se entregó.

Inicialmente se reportó que el hombre estaba en posesión de una ametralladora AK-47, pero los oficiales luego indicaron que creían que en realidad se trataba de un rifle AR-15, así como otras armas de menor calibre.

El sospechoso presentaba heridas a causa de la respuesta de los agentes, que por su parte tuvieron que utilizar sus vehículos como escudos ante la reacción armada del atacante y organizar un operativo de evacuación para las personas que se encontraban en el recinto.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »