El año se consume y llega el momento de las vacaciones. Para los que tienen la posibilidad de aprovecharlas, sin dudas es la mejor época del año. Pero para que todo salga como uno espera no hay dudas que las vacaciones requieren de una minuciosa planificación

sde elegir el lugar, reservar el hospedaje, revisar el auto, pensar con quien vamos a dejar nuestra mascota y, por último, asegurarnos de que nuestro hogar estará bien protegido y nuestros valores resguardados en un lugar seguro para así poder disfrutar las vacaciones con la tranquilidad de que cuando regresemos no nos encontraremos con sorpresas desagradables. Este último punto, sin dudas el más importante, es sin embargo al que menos atención se le presta, aún cuando sabemos que los índices de robo durante los períodos vacacionales vienen en franco crecimiento.

Es natural que se le preste menos atención, ya que obviamente es más placentero elegir el lugar donde vacacionar que ocuparse de blindar la puerta de la casa o pensar donde resguardar los valores que atesoramos (documentos, joyas, dinero, etc.). Es usual auto-convencernos con la falsa sensación de seguridad que nos da una caja escondida en algún lugar de la casa o comercio, o el muy típico "a mí no me va a pasar", pensamientos que suelen ser los prólogos de historias con finales poco felices.

Vivimos hoy en tiempos de una hiper-comunicación donde se hace prácticamente imposible ocultar que no estaremos por unos días en nuestro domicilio. O bien el encargado del edificio, el diariero, el jardinero, o el servicio doméstico sabe que no estaremos, o hasta las inocentes "selfies" que compartimos en las redes sociales se pueden volver peligrosas.

Justamente, expertos en seguridad han alertado sobre la utilización de las redes sociales como una gran base de datos para detectar propiedades vacías. La delincuencia siempre hizo inteligencia y hoy Internet es una herramienta que facilita enormemente el trabajo a los ladrones.

Así, además de ser cuidadoso de las personas a quienes les contamos que nos vamos de viaje o de lo que publicamos en las redes sociales, la solución pasará, por un lado, por asegurar nuestro domicilio con una buena puerta blindada y eventualmente una alarma. En cuanto a los valores la solución habrá que buscarla fuera de los límites del propio hogar o comercio, resguardando ahorros y valores en lugares especializados para ello, y que cuenten con la más moderna tecnología, seguridad, accesibilidad y servicio.

En este contexto y siguiendo una tendencia internacional, surgió Hausler Cajas de Seguridad Privadas, que desembarcó en el país a mediados del año pasado. Hoy ya cuenta con una sucursal en el centro porteño, otra en el Office Park Quatro de Pilar y a fines de Noviembre inaugurará su tercera sucursal, la primera en el interior del país, en Córdoba.

Hausler es la primera empresa del país dedicada exclusivamente a ofrecer el servicio de alquiler de cajas de seguridad privadas, no bancarias, tanto para individuos como para empresas. Pone a disposición de sus clientes el servicio de resguardo de objetos que por su valor físico, monetario o emocional no pueden estar en riesgo, no solo ante la inseguridad, sino también para prevenir su pérdida ante incendios, inundaciones, etc.

Las claves del negocio pasan por la aplicación de tecnología de seguridad de avanzada, la atención personalizada, el horario extendido de lunes a sábado -que duplica el que ofrecen los bancos-, la cobertura de seguro de hasta us$100.000, la disponibilidad de salas de escritura y el altísimo nivel de confidencialidad y privacidad que ofrecen a sus clientes.

  Foto 1 de 10  

Quien visita algunas de las sucursales de Hausler no tiene dudas de que está frente a una de las bóvedas y cajas más seguras del país, donde cada detalle fue pensado de forma minuciosa. Para empezar, porque sus sucursales no están a la calle sino en edificios comerciales, de forma de prevenir las famosas "entraderas y salideras". Ya para ingresar hay que atravesar 7 puertas blindadas, gruesas paredes de hormigón y acero, verificar huellas digitales, sortear el reconocimiento facial y otras medidas de seguridad física y tecnológica. Como si esto no fuera suficiente, todo el proceso es supervisado por personal de seguridad in situ las 24 horas, los 365 días del año junto a sofisticados sistemas de alarmas y monitoreo remoto. Está claro por qué dicen en Hausler que están estableciendo un nuevo paradigma para este servicio y por qué se trata de estándares de seguridad que exceden ampliamente las exigencias locales en la materia.

"La recepción del público a nuestra propuesta y a este cambio de paradigma de servicio ha sido excepcional, la fuerte demanda nos ha obligado a acelerar nuestro proyecto de expansión", acota Alan Packer, Presidente de Hausler, y agrega, "nuestras alianzas estratégicas con empresas de primerísimo nivel -Prosegur, Allianz, Marsh y AP Security-, nos permiten encarar esta expansión con la certeza de que seguiremos brindando el mismo servicio con los altísimos estándares de calidad y seguridad con el que venimos operando actualmente". Por su parte Juan Piantoni, Gerente General de la compañía comenta: "La contratación del servicio es sencilla e inmediata. Para personas físicas sólo es necesario el DNI de los titulares y autorizados, y un servicio a nombre del primero. El proceso no lleva más de 15 minutos e inmediatamente después puede acceder a su caja. Quienes nos visitan y conocen se convierten rápidamente en clientes".

DATOS DE CONTACTO:

Tel.: (011) 6009-7070,

Email: info@hausler.com.ar,

Web: www.hausler.com.ar

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »