Fue en un juicio abreviado. César Mauro Gamarra, de 21 años, había participado de un robo en una casa el pasado 10 de octubre. Por el hecho, la Justicia determinó que el ladrón tendrá que terminar la escuela secundaria.

Mauro Szeta MAURO SZETA Fue en un juicio abreviado. César Mauro Gamarra, de 21 años, había participado de un robo en una casa el pasado 10 de octubre. Por el hecho, la Justicia determinó que el ladrón tendrá que terminar la escuela secundaria. El fallo fue en un juicio abreviado. César Mauro Gamarra, de 21 años, había participado de un robo a una casa el 10 de octubre pasado. Según la acusación fiscal, el joven junto a dos personas forzaron la puerta de una casa de Tacuarendí, departamento de General Obligado, y entraron a robar. Una vez adentro de la casa, Gamarra y las otras dos personas amenazaron con un cuchillo y un arma tumbera a los propietarios. Luego les robaron ropa, efectos personales y 730 pesos. La víctima hizo la denuncia y el fiscal Norberto Ríos ordenó allanamientos, en los que detuvo a Gamarra y a las otras dos personas que cometieron el delito. Entonces se llegó a un juicio abreviado. Gamarra fue condenado a dos años y diez meses de prisión de ejecución condicional por ser coautor del delito de robo calificado en poblado y en banda. Así fue resuelto en el marco del juicio abreviado en el que, además, se resolvió que Gamarra deberá abonar mil pesos a la víctima en concepto de indemnización; tendrá que estudiar para terminar la escuela secundaria; deberá realizar tareas comunitarias y cumplir reglas de conducta. El fiscal Ríos se refirió al caso y destacó que "la cuestión referente a culminar los estudios secundarios o a realizar cursos para adquirir capacidades laborales, lo requiero en los casos en que se verifica que las causales de la comisión del delito tienen que ver con jóvenes que no estudian ni trabajan y tienen posibilidades de hacerlo". En tal sentido, el funcionario agregó: "Entiendo que genera una reinserción en la sociedad. Además, si un joven puede pasar dos años y diez meses sin cometer delitos, y a su vez cumpliendo con las normas de conducta impuestas, su respeto hacia los demás será algo que quedará para siempre".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »