La muerte es sólo la transición de un estado de conciencia a otro. En India enseñan la partida de un plano a otro con la siguiente metáfora: Pensá que la muerte es como una puerta. Mientras estés de este lado, existís o estás vivo aquí y ahora, con lo que tenés como conocimiento y conciencia.

 Pero en el mismo momento en que pasas por esta puerta hacia el otro lado (a la habitación contigua, por así decirlo), dejás de existir en la primera habitación de donde venías.

Sin embargo en ese instante exactamente, aparecés (nacés) en la habitación contigua, con un nuevo estado de conciencia.

Por ende, el miedo a la muerte es absolutamente innecesario. ¿Creés realmente que el Dios creador alguna vez “desperdiciaría” algo? ¿Creés que simplemente borraría tu vida entera de experiencias sólo vaciándola, eliminando tu conciencia de la creación?

Ese es un razonamiento insano, ¿no creés? La muerte no es una penitencia. Es solamente una transición desde nuestro conocimiento terrenal del “Yo soy el cuerpo” a la conciencia espiritual del “Yo soy espíritu”.

.
En este video Claudio te explica en detalle sobre el paso de plano según lo explican los maestros tibetanos:

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »