Un gran meteorito bautizado como la "Gran Calabaza", por su coincidencia con la festividad de Halloween, alcanzó este sábado a las 17.01 GMT su punto más cercano a la Tierra, cuando se aproximó a una distancia solo un poco mayor que la Luna, para luego seguir su viaje por el espacio.

"¡Está cerca, muy cerca! Parece una calavera rotando. Es como la cabeza gigante de un oso blanco", exclamó el astrónomo Bob Berman, señalando las imágenes de la roca estelar, llamada técnicamente 2015 TB145, que retransmitió por Internet la comunidad "Slooh", asociada a la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA). "Es como la cabeza gigante de un oso blanco", dijo el astrónomo Bob Berman "El peligro que ni siquiera estaba allí, ya se ha ido. Así en menos de unos minutos", añadió el astrónomo. Las imágenes retransmitidas en directo por la comunidad "Slooh" retrataron una brillante y veloz roca espacial, del tamaño de cuatro campos de fútbol (400 metros de diámetro) que se desplazó a una velocidad 29 veces superior a la de la bala de un rifle.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »