Los datos surgieron a partir de una investigación molecular de ciertos alimentos. También hallaron las "mentiras de las etiquetas" que acompañan a los productos.

Clear Foods es una compañía que analiza secuencias genéticas para dar cuenta de qué hay en los alimentos que se compran en el supermercado.

 

Las pruebas moleculares a veces dan resultados sorprendentes como que la compañía encontró ADN humano en un 2 por ciento de los panchos vendidos en Estados Unidos y un 14,4 por ciento de ingredientes no indicados en la etiqueta.

 

 

Se analizaron 345 "hot dog" de 75 marcas diferentes vendidos en diez locales y se utilizaron secuencias genéticas para analizar cómo estaban elaborados.

 

Además, un 14,4 por ciento de los panchos presentaba algún tipo de incoherencia con su etiqueta: carne animal en productos supuestamente vegetarianos o cerdo en panchos que se suponen que estaban pensados para personas que no consumen esa carne debido a creencias religiosas.

Fuente: Diario Registrado (31/10/15)

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »