Aprende a borrar esas incómodas marcas de amor.

Puede que sea divertido hacer un chupetón, también conocido chupón, pero ya no lo es tanto si se lo hacen a uno mismo. Los chupetones son manchas rojas un tanto embarazosas en la piel, generalmente en el cuello, producto de succionar con la boca. Es muy común entre los novios, parejas y amantes dejar un chupetón como muestra de cariño y, en muchos casos, para "marcar territorio". Cuanto más fuerte se succione la piel o se chupe (de ahí la palabra chupetón), más rojo será el chupetón al día siguiente. Los chupetones no duelen y son inofensivos, al menos hasta que al día siguiente el jefe, los compañeros de trabajo o los padres quieran saber qué estuviste haciendo la noche anterior. Sigue estos pasos para deshacerte de los chupetones en menos de cinco minutos.

 

Nivel de dificultad:

Moderadamente fácil

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »