El 10 le "pidió perdón" a Ali Bennaceur, el árbitro que no sancionó la famosa "Mano de Dios" ante Inglaterra en el Mundial de México ´86.

  Diego Maradona fue protagonista de un histórico encuentro: el 10 viajó a Túnez por trabajo y aprovechó para saludar a Ali Bennaceur, el árbitro que dirigió el partido entre Argentina e Inglaterra, válido por los cuartos de final del Mundial de México ´86.

El juez africano fue “parte” de la famosa Mano de Dios y, casi 30 años después, Maradona le dedicó unas palabras a su “amigo”: "Te presento mis disculpas señor Ben Nasser, ese gol lo marque gracias a la mano de Dios".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »