Con un sistema aerodinámico hecho con dos propulsores turbo, estos aventureros pueden alcanzar alturas impensadas con un par de pequeñas alas. Las alas tienen una autonomía de entre 6 y 13 minutos y permiten a los jetmen alcanzar los 200 km/h, con ascensos a 180 km/h y descensos a 300 km/h.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »