El campeón mundial de ajedrez Nigel Short descubrió con sorpresa que él era el único pasajero a bordo del vuelo 737 con destino a Zimbaue

"Cuando llegué al mostrador de facturación en el aeropuerto de Johannesburgo -Sudáfrica-, me advirtieron que no llegara tarde a la puerta de embarque porque sólo habría cuatro pasajeros a bordo de ese vuelo. Por lo visto, esto acabó siendo una enorme exageración", contó Short a la BBC.

 

"Comprobé varias veces la puerta de embarque y la hora de salida del vuelo, pero cuando llegue allí no había nadie más esperando", relató.

 

"Estaba en una zona tranquila del aeropuerto, no veía más gente y me empecé a preocupar. Entonces llegó un operario de la compañía y me dijo que yo era el único pasajero a bordo de ese vuelo", contó sorprendido.

 

El vuelo desértico era en un Boeing 737, un avión comercial con capacidad para 105 personas,12 en clase Business y 93 en Turista.

 

Una de las presentaciones de Short en Kenia:

 

 

"Aunque tenía un asiento asignado, me dejaron sentarme donde quisiera, eso sí, en clase Turista", explicó el británico, que pudo ver a "uno de los miembros de la tripulación que estaba sentado en Business, pero no estoy seguro de cual era su función".

 

Short aseguró que los miembros de la tripulación fueron muy amables con él y que todos los anuncios a los pasajeros estaban dirigidos a él personalmente: "Cada vez que tenían que anunciar cualquier información sobre el vuelo, se dirigían directamente a mi".

 

"He viajado mucho y he visitado más de 100 países. En alguna ocasión tomé vuelos que estaban prácticamente vacíos, pero nunca antes había sido el único pasajero", manifestó.

 

"Siempre quise visitar las Cataratas Victoria -una de las siete maravillas naturales del mundo- y, estando en Johannesburgo no podía perderme esta oportunidad, pero acabó siendo una experiencia muy extraña", dijo Short.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »