No le querían dar el divorcio y lo logró gracias al nuevo Código: conocé los cambios

Un juez decretó el divorcio de una pareja en un expediente iniciado en 2013 por una mujer, que había invocado adulterio y separación de hecho. Se trata de un caso anterior a la entrada en vigencia del nuevo cuerpo normativo. Un juez decretó el divorcio de una pareja, con aplicación del nuevo Código Civil y Comercial, en un expediente iniciado en 2013 por una mujer, que había invocado adulterio y separación de hecho. Se trata de un caso anterior a la entrada en vigencia del nuevo cuerpo normativo. Nota Relacionada: Entra en vigencia en el nuevo Código Civil y Comercial: ¿Cuáles son los cambios? Según el nuevo Código, el divorcio puede ser pedido por cualquiera de los cónyuges y no es necesaria una causa para que sea dispuesto el mismo. El juez César Ferreyra, titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y Laboral de Monte Caseros, Corrientes, decretó el divorcio en el marco de un caso iniciado por una mujer en abril de 2013, que había invocado las causales de separación de hecho sin voluntad de unirse por más de tres años y adulterio, que estaban previstas en el Código anterior. Según la resolución, quien fue su cónyuge no había contestado la demanda, declarándosele en rebeldía. Tampoco el demandado había producido prueba. Más de dos años después, en julio de 2015, se dispuso el llamado de autos para sentencia. En el fallo, firmado el pasado 3 de agosto, y conocido hoy, la justicia señaló que el 1° de ese mes había entrado en vigencia el Código Civil y Comercial de la Nación, sancionado por la ley 26.994, y que en el caso la mujer había expresado su voluntad de disolver el vínculo matrimonial que lo unía con el demandado, invocando la causal objetiva de separación de hecho y la causal subjetiva de adulterio que le imputaba a quien fuera su esposo. Para el magistrado, "en este caso, la actora –en su demanda- solicita se decrete su divorcio vincular. Y eso basta para tornar precedente el divorcio pretendido". Es que en el nuevo Código se establece que el divorcio se decreta judicialmente a petición de ambos o de uno solo de los cónyuges, y nada dice sobre la obligación de invocar alguna causa. "No corresponde expedirse en esta sentencia sobre la configuración o no, tanto de la causal objetiva como de la subjetiva de adulterio invocada por la actora en su escrito de demanda. Sobre lo último se puede agregar que al momento de dictar la presente sentencia ya no rige el CC –Código Civil- y, por ende, el art. 235 del mismo que así lo exigía, sino el CCC –Código Civil y Comercial- de aplicación inmediata", dice el fallo. En la resolución, el juez señaló que conforme al artículo 7° del Código Civil y Comercial el nuevo cuerpo normativo se aplica a partir de su entrada en vigencia a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes. "En nuestro caso la situación jurídica que involucra a las partes es el matrimonio, debiendo decidir en esta sentencia sobre su extinción, lo que debe hacerse con base en la ley vigente al momento de dictarla, es decir, el nuevo CCC –Código Civil y Comercial-", indicó. Para el juez, la sentencia, dictada vigente el nuevo código, "no debe contener atribución de culpas –ni análisis de los hechos (causales) en los que se la funda– pues el ordenamiento vigente no lo permite, además de quitarle toda relevancia y virtualidad de efectos. Lo mismo respecto del plazo de separación de hecho exigido por el derogado CC", concluyó.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »