Muy golpeado y con serias lesiones, un joven marplatense pidió frenar el patrullero que lo asistía para adquirir la popular bebida alcohólica

Un joven de 27 años con múltiples golpes y varios disparos insistía que se encontraba "bien" y pedía insistentemente parar el patrullero que lo llevaba a una sala de primeros auxilios de Mar del Plata para comprar fernet porque tenía sed. El hecho ocurrió este fin de semana, cuando un llamado al 911 alertó sobre la presencia de una persona tirada en el piso en una obra en construcción en la esquina de Granados y Scaglia del barrio Parque Camet, informó el portal 0223.com. Si bien el muchacho le dijo a la policía que se encontraba bien, los efectivos constataron que estaba golpeado y decidieron trasladarlo a sala de atención de primeros auxilios de Alto Camet. Tras un diagnóstico preliminar fue subido a una ambulancia pero para ser trasladado al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde constataron que además de presentar politraumatismo tenía cuatro balazos, tres en la espalda y uno en la cabeza. Lo insólito del caso es que el joven cuando era trasladado pedía insistentemente parar el patrullero para comprar fernet porque tenía sed. Las fuentes por el portal marplatense confirmaron que el hombre indicó durante su traslado que lo habían golpeado, pero que no podía reconocer a las personas que lo habían hecho. "Más allá de los disparos recibidos, se mostró lúcido durante el traslado en el patrullero y la atención en la salita", indicaron. El joven fue intervenido quirúrgicamente el sábado por la noche y su estado es estable, pero reservado.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »