Lo padeció un 83 por ciento de la población en lo que va del año, según un estudio del Hospital de Clínicas. Más de la mitad, comete el error de automedicarse a pesar de haber consultado a un especialista

La Fundación Craveri, en conjunto con la Sección Cefaleas del Servicio de Neurología del Hospital de Clínicas de Buenos Aires, a cargo de la Dra. María de Lourdes Figuerola, finalizó la primera etapa de la 1era Campaña epidemiológica de Cefaleas en la República Argentina. La cefalea o dolor de cabeza es una de las enfermedades más comunes del sistema nervioso; sin embargo es subdiagnosticada y subtratada en nuestro país y en gran parte del mundo. Para identificar mejor su incidencia se realizaron estudios para conocer cómo afecta a la población argentina. En esta primera etapa de la campaña se analizaron 2036 casos de todo el país con el objetivo de lograr datos estadísticos-epidemológicos certeros acerca de su influencia en la salud y calidad de vida de los argentinos. shutterstock Como gran dato significativo se conoció que hay una muy alta incidencia de cefaleas en la población; un 92 % de la muestra afirmó haber experimentado dolor de cabeza en algún momento de su vida y un 83,3% reveló haberlos sufrido en el último año. Un 94,8 % aseguró haber faltado entre 1 a 5 veces al trabajo por esta causa en los últimos 12 meses y un 71, 8% confesó que el dolor que experimentan al sufrir cefaleas afecta su calidad de vida. Sin embargo, a pesar de esto sólo un 38,5% de estas personas realizan una consulta con un médico. De este porcentaje, un 57,6% decidió consultar a un clínico, un 32,2% a un neurólogo y un 10% consultó a otros especialistas. Otro dato que preocupa es el alto porcentaje de personas que se automedica: el 40,2% de los pacientes que consultaron al médico y el 27,9% de los consultaron, probablemente porque la automedicación se correlaciona con la intensidad y/o frecuencia del dolor. En este año se llevará a cabo la segunda etapa de la campaña con el objetivo de avanzar en la compilación muestral de datos que permitirán diferenciar los diversos tipos de cefaleas a la hora de acudir a la consulta médica. Este estudio cumple un doble propósito: por un lado aportar datos sobre Argentina al Atlas mundial de las cefaleas de la OMS y al mismo tiempo dar sustento al proyecto de ley presentado por la senadora Marta Borello, y que busca la inclusión de esta patología como enfermedad crónica. Esta ley permitiría que los pacientes tengan a su alcance la atención médica necesaria y la cobertura del 70% de los medicamentos. El proyecto cuenta ya con la aprobación del Senado y aguarda tratamiento en la cámara de Diputados para convertirse en ley.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »