Se celebra en nuestro país uno de los hechos más importantes de nuestra historia: "La independencia Argentina", nuestra afirmación como Nación.

Se celebra en nuestro país uno de los hechos más importantes de nuestra historia: "La independencia Argentina", nuestra afirmación como Nación latinoamericana, la concreción de largos procesos iniciados el 25 de Mayo de 1810, y que se deben ir conquistando y manteniendo constantemente, como individuos y como pueblo.

Los hechos históricos que signaron nuestra independencia: 
Antecedentes

Después de resolver la designación de Pueyrredón como Director Supremo, el Congreso se abocó a debatir sobre el mandato que tenían los diputados acerca de la Independencia. Así se llegó al 9 de julio, con la presidencia de Francisco Narciso de Laprida. Él tuvo el privilegio de preguntar a los congresales: 
"¿ QUERÉIS QUE LAS PROVINCIAS DE LA UNIÓN SEAN UNA NACIÓN LIBRE E INDEPENDIENTE DE LOS REYES DE ESPAÑA Y SU METRÓPOLI... ?"

Todos los diputados contestaron afirmativamente e inmediatamente se labró 
el "Acta de la Emancipación". 
 
El acta de la Independencia

Fue firmada por todos los congresales que declararon la Independencia. Se tradujo al quechua y al aymará para que la conocieran las poblaciones indígenas.  

ACTA DE LA INDEPENDENCIA DE LAS  PROVINCIAS UNIDAS EN SUD-AMERICA

En la benemérita y muy digna Ciudad de San Miguel del Tucumán a nueve días del mes de julio de mil ochocientos dieciséis: terminada la sesión ordinaria, el Congreso de las Provincias Unidas continuó sus anteriores discusiones sobre el grande, augusto y sagrado, objeto de la independencia de los Pueblos que lo forman. Era universal, constante y decidido el clamor del territorio entero por su emancipación solemne del poder despótico de los reyes de España; los Representantes sin embargo consagraron a tan arduo asunto toda la profundidad de sus talentos, la rectitud de sus intenciones e interés que demanda la sanción de la suerte suya, Pueblos representados y posteridad; a su término fueron preguntados:

¿Si querían que las Provincias de la Unión fuesen una Nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli? Aclamaron primero llenos del santo ardor de la justicia, y uno a uno reiteraron sucesivamente su un nime y espontáneo decidido voto por la independencia del País, fijando en su virtud la determinación siguiente:

Nos los Representantes de las Provincias Unidas en Sud América reunidos en Congreso General, invocando al Eterno que preside al universo, en el nombre y por la autoridad de los Pueblos que representamos, protestando al Cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia que regla nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unámime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que las ligaban a los Reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojadas, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli. Quedan en consecuencia de hecho y derecho con amplio y pleno poder para darse las formas que exija la justicia, e impere el cúmulo de sus actuales circunstancias. Todas y cada una de ellas así lo publican, declaran y ratifican, comprometiéndose por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta su voluntad, bajo del seguro y garantía de sus vidas, haberes y fama.

Comuníquese a quienes corresponda para su publicación y en obsequio del respeto que se debe a las naciones, detállense en un Manifiesto los gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne declaración.

Dada en la Sala de Sesiones, firmada de nuestra mano, sellada con el sello del Congreso y refrendada por nuestros Diputados Secretarios.

Francisco Narciso de Laprida, Diputado por San Juan, Presidente 
Mariano Boedo, Vice Presidente, Diputado por Salta 
Dr. Antonio Sáenz, Diputado por Buenos Aires 
Dr. José Darragueira, Diputado por Buenos Aires 
Fray Cayetano José Rodríguez, Diputado por Buenos Aires 
Dr. Pedro Medrano, Diputado por Buenos Aires 
Dr. Manuel Antonio Acevedo, Diputado por Catamarca 
Dr. José Ignacio de Gorriti, Diputado por Salta 
Dr. José Andrés Pacheco de Melo, Diputado por Chibchas 
Dr. Teodoro Sánchez de Bustamante, Diputado por la Ciudad de Jujuy y su territorio 
Eduardo Pérez Bulnes, Diputado por Córdoba 
Tomás Godoy Cruz, Diputado por Mendoza 
Dr. Pedro Miguel Aráoz, Diputado por la Capital del Tucumán 
Dr. Esteban Agustín Gazcón, Diputado por la Provincia de Buenos Aires 
Pedro Francisco de Uriarte, Diputado por Santiago del Estero 
Pedro León Gallo, Diputado de Santiago del Estero 
Pedro Ignacio Rivera, Diputado de Mizque 
Dr. Mariano Sánchez de Loria, Diputado por Charcas 
Dr. José Severo Malabia, Diputado por Charcas 
Dr. Pedro Ignacio de Castro Barros, Diputado por La Rioja 
Licenciado Gerónimo Salguero de Cabrera y Cabrera, Diputado por Córdoba 
Dr. José Colombres, Diputado por Catamarca 
Dr. José Ignacio Thames, Diputado por Tucumán 
Fray Justo de Santa María de Oro, Diputado por San Juan 
José Antonio Cabrera, Diputado por Córdoba 
Dr. Juan Agustín Maza, Diputado por Mendoza 
Tomás Manuel de Anchorena, Diputado de Buenos Aires 
José Mariano Serrano, Diputado por Charcas, Secretario 
Juan José Paso, Diputado por Buenos Aires, Secretario.


Declaración Adicional

El 19 de julio se celebraron dos sesiones.

*-La primera fue pública y en ella se redactó y aprobó la fórmula del juramento que debían prestar los diputados.
*-La segunda sesión fue secreta. En ella, a pedido del diputado por Buenos Aires Pedro Medrano, se aceptó que a la Declaración de la Independencia se le introdujera una modificación en el párrafo referido a la emancipación. El nuevo párrafo quedó así: " ...una nación LIBRE e INDEPENDIENTE del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli y de toda otra dominación extranjera... ".
La causa de esta declaración adicional se debía a un persistente rumor que decía que a espaldas de los diputados se estaba gestionando un protectorado portugués.

 La casa de Tucumán - su historia -


Hacia fines del S. XVII, el alcalde Diego Bazán y Figueroa había construído su vivienda en el terreno que hoy ocupa la Casa de la Independencia, según lo atestigua su testamento de 1695. 
En 1765 la Casa pasó a ser propiedad de Doña Francisca Bazán, esposa de Miguel Laguna, que la recibió de sus padres como dote.
El frente de la casa, con sus características columnas torsas, debió ser construido por los Laguna y Bazán, ya que este tipo de ornamentación aparece en el Norte a fines del Siglo XVIII.
En 1816, ante la necesidad de contar con un local para las sesiones del Congreso que se reuniría en Tucumán, se optó por la Casa de Doña Francisca Bazán de Laguna. 
El Presidente Nicolás Avellaneda, de origen tucumano, emitió un decreto del Poder Ejecutivo Nacional para la compra de la casa por el Estado, con la expresa recomendación de que se conservara el "antiguo y venerable salón".
La Casa estaba en muy mal estado entonces el Gobierno decidió demoler el auténtico frente y "las habitaciones del ala derecha del primer patio", dejando intacto el Salón de la Jura, separado de las nuevas oficinas del Juzgado y Correo, que ocuparon el costado izquierdo y el frente. 
El Ingeniero Stavelius dirigió los trabajos, dando a la casa una fachada "Neoclásica" con un entablamiento y un gran frontis, cuyo arranque estaba flanqueado por "dos leones acostados", como lo describe el Arq. Mario Buschiazzo.
En 1880, la Casa se encontraba en estado lamentable, con excepción de la nueva fachada. Hasta el techo del Salón de la Jura amenazaba derrumbarse. En 1881 se logró que el Correo restaurase y engalanase, aunque modestamente, el histórico salón.
En aquella época, se colocaban para las fiestas patrias los retratos de dieciocho de los Congresales, realizados por Augusto Ballerini (1887) y adquiridos por el Gobierno Nacional. Cuando pasaban los festejos, estos eran llevados a la Biblioteca Sarmiento donde eran conservados y custodiados.
En 1896, debido al mal estado de las habitaciones la Casa quedó totalmente abandonada.
En 1902 el deterioro de la casa había avanzado. Doña Guillermina Leston de Guzmán -dama tucumana famosa por sus obras de beneficencia- solicitó al entonces Ministro de Obras y Servicios Públicos de la Nación, Emilio Civit, de paso en Tucumán, que evitara la destrucción de la Casa. Su solicitud fue escuchada, y el Presidente Julio A. Roca, aprobó el proyecto de construcción de un templete que protegiese únicamente el Salón de la Jura, demoliéndose el resto de la propiedad. Recordemos que fue el Presidente Nicolás Avellaneda, tucumano como Roca, quien hizo que el Gobierno Nacional adquiriera la Casa en 1874 con la expresa recomendación de que se conservara el "antiguo y venerable salón". Para ornamentar "El Templete", el Presidente Roca encargó a la escultura tucumana Lola Mora la confección de los bajorrelieves que representan 'El 25 de Mayo de 1810' y 'La Declaración de la Independencia'. El 'Templete' fue inaugurado el 24 de septiembre de 1904.
En 1916, Centenario de la Independencia, el Gobernador Ernesto Padilla promulgó una Ley que determinaba la expropiación del terreno colindante con la Casa, hacia calle 9 de julio, actual patio de homenajes y donde se encuentran los bajorrelieves de Lola Mora.
En el interior del Templete se econtraba el Salón de la Jura de la Independencia, que habitualmente se engalanaba para las fiestas tucumanas, como la celebración de San Miguel. En 1940 comenzó a gestarse la idea de reconstruir íntegramente la Casa de la Independencia. Por un proyecto de Ley presentado por el Diputado Nacional por Tucumán, Ramón Paz Posse, se aprobó la obra.
En 1941 se declara a la Casa Monumento Histórico Nacional. El Doctor Ricardo Levene, Presidente de la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos fue uno de los entusiastas propulsores de la reconstrucción. La tarea de la reconstrucción fue encomendada al célebre arquitecto Mario J. Buschiazzo, el que realizó lo que se denomina "arqueología colonial" y en base a los antiguos planos, inició excavaciones de sondeo en busca de los antiguos cimientos. Estos aparecieron en el lugar donde lo había indicado.
Buschiazzo consiguió elementos arquitectónicos originales del S. XVIII para la reconstrucción de la Casa. 
En el año 1986 el Distrito Noroeste elaboró un proyecto de restauración integral de las cubiertas, que se desarrolló en dos etapas. La primera en 1986, abarcó tres salas y sectores de galerías. La segunda etapa, en 1993, incluyó el resto de la Casa, mereciendo especial atención la restauración de la cubierta del salón histórico, único sector de la Casa original.

Asociación ALIHUEN

Alihuen: Palabra de origen mapuche cuyo significado es "Árbol en Pie"
Email : comentarios@alihuen.org.

Personería Jurídica de L.P. nº 1378
Santa Rosa, Prov. de La Pampa 
 

El Congreso de Tucumán

El Congreso se inauguró el 24 de marzo de 1816 con un oficio religioso en la Iglesia de San Francisco.

El 3 de mayo se eligió nuevo Director Supremo a Juan Martín de Pueyrredón, amigo de San Martín e impulsor del Ejército de los Andes.

Por esos días, los congresales estaban más preocupados por definir el tipo de gobierno que por declarar la independencia.

San Martín, que era gobernador de Cuyo, reclamaba constantemente la declaración de la Independencia para poder ser reconocido y respetado por el resto de las naciones. En carta al diputado Godoy Cruz, le dice: “¿Hasta cuándo hemos de esperar para declarar la Independencia? ¡Ánimo, que para los hombres de coraje se han hecho las empresas!”.

El 6 de julio, Belgrano habló en el Congreso de su viaje por Europa, diciendo que no debíamos esperar ayuda de las naciones europeas, que ya se habían recuperado después de la caída de Napoleón.

Finalmente en la sesión del 9 de julio, proclamaron la Independencia. Juan José Paso, secretario del Congreso y representante por la provincia de Buenos Aires, fue el encargado de preguntar a los congresales si querían ser libres e independientes. Todos se pusieron de pie y aclamaron la Independencia. Al día siguiente hubo una misa solemne con la presencia del Director Supremo Juan Martín de Pueyrredón, y por la noche se realizó un baile de festejo.

Algunos congresales pretendían imponer un monarca, para lograr mayor aceptación de nuestra Independencia en Europa. Además, sostenían que el pueblo era muy inculto para vivir en una república.

El 25 de julio, el Congreso declaró Bandera Nacional a la creada por Belgrano en 1812 y además dictó varias leyes para la construcción de escuelas gratuitas de campaña.

 


::: DESPUÉS :::

A principios de 1817, el Congreso tuvo que trasladarse a Buenos Aires, debido a la amenaza realista en el norte. Pero los caudillos provinciales tomaron la decisión como una excusa para lo que consideraban el verdadero propósito: Gobernar desde Buenos Aires.

A fines de 1817 se sancionó el Reglamento Provisional, para regir los destinos de la nueva Nación hasta tanto se dictara la definitiva Constitución. Dos años después, llegó finalmente la sanción de la Constitución, aunque con una clara influencia de las ideas monárquicas, conservadoras y centralistas, ya que dominaba un Poder Ejecutivo con amplias facultades, entre ellas la de nombrar los gobernadores de las provincias.
Naturalmente fue rechazada por los caudillos del interior, que pretendían que cada provincia nombrara sus propias autoridades y participara de las decisiones del gobierno central.

En definitiva, la constitución de 1819 terminó siendo uno de los detonantes de la anarquía y posterior guerra civil entre unitarios y federales, que enfrentó al país durante más de 30 años.

 

::: FORJADORES DE LA INDEPENDENCIA :::

LOS CONGRESALES DE TUCUMÁN

San Juan
Francisco Narciso de Laprida (1786/1829). Doctor en Leyes.
Fray Justo Santa María de Oro (1772/1836). Clérigo y Doctor en Teología.

Catamarca
Manuel Antonio Acevedo (1770/1825). Clérigo.
José Eusebio Colombres (1778/1859). Clérigo y Doctor en Leyes.

Tucumán
Pedro Miguel de Aráoz (1759/1832). Clérigo y Doctor en Teología.
José Ignacio Thames (1762/1832). Clérigo y Doctor en Teología.

Charcas
José Severo Feliciano Malabia (1787/1849). Doctor en Leyes.
Mariano Sánchez de Loria (1774/1842). Doctor en Leyes.
José María Serrano (1788/1852). Abogado.

Buenos Aires
Tomás Manuel de Anchorena (1783/1847). Doctor en Leyes.
José Darragueira (1770/1817). Doctor en Leyes.
Esteban Agustín Gascón (1764/1824). Doctor en Derecho.
Pedro Medrano (1769/1840). Doctor en Leyes.
Juan José Paso (1758/1833). Doctor en Leyes.
Fray José Cayetano Rodríguez (1761/1823). Clérigo, Poeta y Periodista.
Antonio Sáenz (1780/1825). Clérigo y Abogado.

Salta
Mariano Boedo (1782/1819). Abogado.
José Ignacio de Gorriti (1770/1835). Doctor en Derecho.

Córdoba
Eduardo Pérez Bulnes (1785/1851). Cesó en sus funciones cuando el Congreso se trasladó a Buenos Aires en 1817.
Juan Antonio Cabrera (1768/1820). Licenciado en Derecho.
Jerónimo Salguero (1774/1847). Doctor en Derecho Civil.

La Rioja
Pedro Ignacio de Castro Barros (1777/1849). Clérigo.

Santiago del Estero
Pedro León Gallo (1779/1852). Clérigo.
Pedro Francisco Uriarte (1758/1839). Clérigo y Doctor en Leyes Religiosas.

Mendoza
Tomás Godoy Cruz (1791/1852). Bachiller en Filosofía y Leyes.
Juan Agustín Maza (1784/1830). Doctor en Derecho Civil.

Chibchas
Juan Andrés Pacheco de Melo (1779/1833). Clérigo.

Mizque
Pedro Ignacio de Rivera (1753/1833). Doctor en Derecho Civil y Coronel.

Jujuy
Teodoro Sánchez de Bustamante (1778/1851). Doctor en Leyes.


::: CURIOSIDADES :::

¿SABÍAS QUE…

…la mayoría de los congresales eran Clérigos u hombres de Leyes, porque eran las profesiones típicas de las clases sociales más altas?

…la mayoría de las calles del actual barrio de Palermo, en la ciudad de Buenos Aires, llevan los nombres de los congresales de Tucumán?

...el Redactor del Congreso Nacional era el periódico creado para informar sobre la marcha de las sesiones del Congreso? Pero como no había imprenta en Tucumán se imprimía en Buenos Aires...

…los congresales cobraban un sueldo de $ 100 mensuales? El personal de maestranza recibía $ 6 por mes.

…Hawai fue la primera nación que reconoció nuestra independencia en 1818? El rey Kamehameha I firmó un tratado de comercio con el representante de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Hipólito Bouchard.

…Portugal reconoció nuestra independencia en 1821, Estados Unidos en 1822 e Inglaterra en 1823?

…España recién admitió que éramos independientes en 1863?

…el Teniente Cayetano Grimau y Gálvez fue el encargado de llevar la noticia de la Independencia a Buenos Aires? Cabalgó durante nueve días y llevó el Acta de declaración de la Independencia dentro de un cuero de cabrito cosido y lacrado.

…en Buenos Aires se realizó un acto público en la actual Plaza de Mayo, el 13 de septiembre de 1816? La Plaza, el Cabildo y la Pirámide fueron adornados con banderas y cintas.

…hasta la declaración de la Independencia, el Congreso sesionó por más de tres meses?

…el resto del país recibió la noticia mediante copias del Acta de la Independencia que se enviaron a través de Chasquis? El Congreso imprimió 3.000 ejemplares, de los cuales la mitad estaban escritas en castellano, 1.000 en quechua y 500 en aymará.

…el Congreso realizó una sesión extraordinaria el 17 de mayo de 1818, para recibir con todos los honores al Gral. San Martín luego de su triunfo en Maipú?

…la Virgen Santa Rosa de Lima fue declarada Patrona de la Independencia de América, por iniciativa de Fray Justo Santa María de Oro, el 14 de septiembre de 1816?

http://www.educared.org.ar/CAL_EDU/07/07_09.ASP
 

Un sitio donde se puede consultar material bibliográfico eshttp://www.fahce.unlp.edu.ar/

Instituto de Investigación de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de La Plata.

Secretario Juan Ignacio Piovani Horario Lunes de 10 a 13 hs., Martes de 9 a 11 hs y de 14 a 16hs., Miércoles de 9 a 11 hs y de 14 a 16hs., Jueves de 10 a 14 hs. Teléfono Internos 110 y 111 Dirección 7to. piso Envíenos un correo  

secinv@fahce.unlp.edu.ar

 CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LA DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA.

Con la declaración de la independencia el 9 de julio de 1816 y la derrota militar del Imperio Español de los Manolitos en 1824, se formalizó lo que a partir de la organización como un estado federal en 1853-1861 se conoce hoy como Confederación Argentina o República Argentina.

Contenido

[ocultar]

 

 

Les acercamos un nuevo Especial, esta vez sobre el 9 de Julio, que acompaña el programa de Canal Encuentro Historia de un país. Argentina Siglo XX.

9 de Julio de 1816La Declaración de la Independencia es el resultado de un proceso complejo que comienza, en 1810, con la Revolución de Mayo. ¿Es el 9 de Julio de 1816 un acontecimiento aislado o forma parte de una compleja trama de sucesos que es necesario relacionar? ¿Existía únicamente una mirada acerca de lo que significaba la independencia y de la forma de llevarla adelante? ¿Qué consecuencias políticas implicó este trascendental acontecimiento?

Este Especial propone recuperar la dimensión multicausal de los hechos que dieron origen a la Declaración de la Independencia y revisar las distintas variables que entraron en juego, tanto en relación con el "aquí y ahora" de 1816 como de cara a las distintas contiendas que todavía estaban por delante en la conformación de lo que más tarde sería nuestro país.

 

 

Les acercamos un nuevo Especial, esta vez sobre el 9 de Julio, que acompaña el programa de Canal Encuentro Historia de un país. Argentina Siglo XX.

 

La Declaración de la Independencia es el resultado de un proceso complejo que comienza, en 1810, con la Revolución de Mayo. ¿Es el 9 de Julio de 1816 un acontecimiento aislado o forma parte de una compleja trama de sucesos que es necesario relacionar? ¿Existía únicamente una mirada acerca de lo que significaba la independencia y de la forma de llevarla adelante? ¿Qué consecuencias políticas implicó este trascendental acontecimiento?

 

Este Especial propone recuperar la dimensión multicausal de los hechos que dieron origen a la Declaración de la Independencia y revisar las distintas variables que entraron en juego, tanto en relación con el "aquí y ahora" de 1816 como de cara a las distintas contiendas que todavía estaban por delante en la conformación de lo que más tarde sería nuestro país.
 http://www.encuentro.gov.ar/nota-708-Especial-9-de-Julio.html
  

Les acercamos un nuevo Especial, esta vez sobre el 9 de Julio, que acompaña el programa de Canal Encuentro Historia de un país. Argentina Siglo XX.

9 de Julio de 1816La Declaración de la Independencia es el resultado de un proceso complejo que comienza, en 1810, con la Revolución de Mayo. ¿Es el 9 de Julio de 1816 un acontecimiento aislado o forma parte de una compleja trama de sucesos que es necesario relacionar? ¿Existía únicamente una mirada acerca de lo que significaba la independencia y de la forma de llevarla adelante? ¿Qué consecuencias políticas implicó este trascendental acontecimiento?

Este Especial propone recuperar la dimensión multicausal de los hechos que dieron origen a la Declaración de la Independencia y revisar las distintas variables que entraron en juego, tanto en relación con el "aquí y ahora" de 1816 como de cara a las distintas contiendas que todavía estaban por delante en la conformación de lo que más tarde sería nuestro país.

 

 

En 1806 y 1807, en el marco de las Guerras Napoleónicas que tenían lugar en Europa, tuvieron lugar las Invasiones Inglesas. Sir Home Riggs Popham yWilliam Carr Beresford encabezaron la primera, que tomó el control de la ciudad de Buenos Aires durante 45 días hasta su expulsión por parte de un ejército proveniente de Montevideo encabezado por Santiago de Liniers. Un segundo ataque, encabezado por John Whitelocke, logró ser resistido exitosamente. El conflicto tuvo consecuencias políticas: se creó un quiebre del derecho institucional vigente en el virreinato, al ser destituido el virrey Rafael de Sobremonte y electo el victorioso Liniers por aclamación popular, sin intervención directa del Rey de España. Además, durante el segundo conflicto, los soldados disponibles eran insuficientes y no se podía contar con el auxilio de la metrópoli, por lo que varios sectores de la población habitualmente postergados recibieron armamento y mando de tropas. Esto les permitió tener una mayor injerencia en los asuntos de la vida pública. Entre ellos se destacaba el Regimiento de Patricios, compuesto por criollos y comandado por Cornelio Saavedra.

La Independencia de los Estados Unidos (1776), la Revolución Francesa(1789) y las nuevas ideas de la Ilustración, se combinaron con las tradiciones de lucha de criollos, indígenas y afroamericanos contra el Imperio Español para impulsar las ideas de libertadigualdad e independencia enLatinoamérica.

El Cabildo Abierto del 22 de mayo de 1810.

La Revolución de mayo de 1810 destituyó y expulsó al Virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, y proclamó, tras un Cabildo Abierto, el primer gobierno formado mayoritariamente por criollos en las Provincias Unidas del Río de la Plata, denominado la Primera Junta.

Entre 1810 y 1820 se sucedieron dos juntas de gobierno, dos triunviratos y el Directorio, una forma unipersonal y centralista de gobierno. En este período, la principal preocupación de los gobiernos era consolidarse internamente y enfrentar la resistencia de los realistas (defensores del status quo y del mantenimiento de los lazos que unían estas regiones a España). En 1816 se declaró la independencia de las Provincias Unidas de América del Sur en elCongreso de Tucumán.

José de San MartínManuel Belgrano, y Martín Miguel de Güemes fueron algunos de los principales luchadores por la Independencia. Desde 1817 hasta 1822, José de San Martín realizó campañas libertadoras que llevarían a la independencia de Chile y a Perú. Contemporáneamente, Simón Bolívarindependizaba a la Gran Colombia, completaba la independencia de Perú y liberaba a Bolivia (1824), el último bastión del dominio español en Sudamérica.

El Estado Argentino considera a San Martín como el mayor héroe militar de su independencia y lo honra con el título de "Padre de la Patria"

Desde antes de 1820, unitarios y federales se disputaron el gobierno y la economía del país a través de una serie de guerras civiles. Con la Batalla de Cepeda, de triunfo federal, comenzó un período de autonomías provinciales; la unión entre las provincias sólo se mantuvo gracias a los llamados . Las luchas internas entre las provincias — en general, las del Interior contra Buenos Aires — se mantuvieron por más de 60 años. Los caudillosprovinciales dominaron el mapa político a mediados del Siglo XIX dirigiendo grandes ejércitos propios, y en muchos casos gobernando sus provincias.

Entre 1820 y 1824 gobernó Buenos Aires Martín Rodríguez, que realizó históricas reformas (como la primera ley electoral en 1921, aplicada solo a la Provincia de Buenos Aires). Lo sucedió Juan Gregorio de Las Heras, que reunió el Congreso, por el cual se pretendió unificar el país. En 1826, el Congreso nombró presidente a Bernardino Rivadavia, de tendencia centralista, que continuó con la política económica librecambista que venían llevando adelante los gobiernos porteños.

La Guerra del Brasil, que finalizó con la independencia uruguaya, y la Constitución unitaria de 1826, rechazada en el Interior del país, terminaron con la caída de Rivadavia. En su lugar asumió como gobernador de Buenos Aires Manuel Dorrego, partidario del federalismo, quien finalizó la guerra con los brasileños y reconoció la independencia del Uruguay. Los unitarios, sublevados por Juan Lavalle, fusilaron a Dorrego. Esto reanudó la guerra civil entre unitarios y federales.

En 1829 Juan Manuel de Rosas, federal y porteño, asumió el gobierno de laprovincia de Buenos Aires, con "Facultades Extraordinarias", y conservando la delegación de las relaciones exteriores por parte de las demás provincias. Gobernó hasta 1832 con rasgos autoritarios y personalistas. En 1833, Gran Bretaña ocupó las Islas Malvinas y Rosas realizó una campaña en la Patagonia, donde luchó contra las tribus indígenas. Desde 1832 hasta 1835 gobernaron tres gobernadores débiles: Juan Ramón BalcarceJuan José Viamonte, y Manuel Vicente Maza. Los tres renunciaron por presión de los "rosistas", y el último de ellos a causa del asesinato del caudillo Facundo Quiroga en Barranca Yaco, ideado por los hermanos cordobeses Reynafé.

En 1835, en medio de esta anarquía, Juan Manuel de Rosas fue elegido gobernador de Buenos Aires, con el agregado de tener la "Suma del Poder Público" — los 3 poderes del Estado resumidos en su persona. Un posterior plebiscito popular legitimó en forma amplia su designación. Inició una política económica proteccionista, aunque sin fomentar explícitamente nuevas industrias, y hubo una cierta regresión en la educación popular. Con sus atribuciones inició un régimen dictatorial que se caracterizó por la persecución de los opositores — unitarios, federales "cismáticos", ciertos extranjeros, y ciertos intelectuales — que en muchos casos fueron ejecutados o asesinados, u optaron por exiliarse en países limítrofes. Su política centralista generó sublevaciones en su contra en el Interior del país, y su autoritarismo genera la oposición de los romanticistas de la "Generación del 37", grupo de jóvenes intelectuales, entre ellos, Juan Bautista AlberdiEsteban Echeverría, yDomingo Faustino Sarmiento, que desde el Salón Literario criticarían mucho al régimen.

Entre 1838 y 1840, Rosas resistió el Bloqueo Francés, establecido con la excusa de supuesta discriminación a ciudadanos franceses. Una vez levantado éste, venció a la poderosa Coalición de las provincias del Norte, y sitió Montevideo entre 1843 y 1851, ayudando al ex presidente uruguayoManuel Oribe, derrocado en su país. Además, resiste de forma admirable el Bloqueo Anglo-Francés desde 1845 a 1848 y logró aplastar una última sublevación de la provincia de Corrientes.

En sus últimos años de gobierno, las renuncias de Rosas se repitieron simbólicamente; el caudillo entrerriano Justo José de Urquiza aceptó una de ellas con su denominado "Pronunciamiento" y decidió asumir él mismo las Relaciones Exteriores de su provincia. El caudillo porteño reaccionó con furiosas invectivas, pero su reacción militar fue insuficiente: se enfrentaron en la Batalla de Caseros el 3 de febrero de 1852. En esta batalla, la más grande de la historia sudamericana, el ejército de Urquiza, con tropas de Entre Ríos y Corrientes, exiliados del régimen, uruguayos y brasileños, derrotaron a los miles de soldados del ejército federal. Tras este hecho, Juan Manuel de Rosasinicia su exilio en Inglaterra.

Justo José de Urquiza lideró el país, aunque n

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »