El embajador Ginés González García remarcó que existe "respeto y admiración hacia los argentinos" y que consideran a Bielsa como "héroe nacional".

El embajador Ginés González García remarcó este jueves que el "pueblo chileno mira con respeto y admiración a los argentinos y considera a Marcelo Bielsa como un héroe nacional porque les devolvió la autoestima y los convenció de que podían ganar", al analizar la expectativa generada en torno a la final de la Copa América que los seleccionados de ambos países disputarán el próximo sábado en el estadio Nacional de Santiago.

"El pueblo chileno mira a los argentinos con gran respeto y le admira la cultura y el deporte, así como la moda. Y de hecho tenemos un lazo en común con el general José de San Martín, cuya primera estatua se levantó en Chile y no en Argentina", destacó González García.

"Marcelo Bielsa es aquí un héroe nacional, pero no solamente por lo deportivo sino por sus condiciones personales. Lo que le valoran es que les devolvió a los chilenos la autoestima, la idea de que pueden ganar. la presidenta Michelle Bachelet lo respeta mucho y lo estima, porque le hizo muy bien a su país", puntualizó el embajador argentino en una extensa entrevista exclusiva con Télam desarrollada en su despacho de la sede diplomática en Santiago.

El último mes fue de mucha agitación para este hombre oriundo de la ciudad bonaerense de San Nicolás que el próximo 31 de agosto cumplirá 70 años y lleva casi ocho al frente de la Embajada Argentina en Chile, ya que además la Copa América no le permitió hacerse "ni una escapadita" a su país, aunque promete que estará allí "el próximo domingo, para votar en las elecciones capitalinas".

"Estamos muy satisfechos porque acompañamos a los argentinos en la Copa América desde el año pasado, cuando organizamos todo para que nuestros compatriotas estén cómodos aquí", explicó.

"Desde la propia frontera se mejoró mucho respecto de los carnavales de febrero pasado y la espera para ingresar a Chile no fue de más de una hora. Y una vez adentro del pais, se convino con las empresas de celulares que se supiera donde estaban los consulados ante cualquier inconveniente, además de los móviles que instalamos en cada lugar donde jugó Argentina", resaltó.

Al respecto explicó que el "requerimiento a los consulados fue muy alto, pero siempre para recabar información y también unos pocos casos de pérdidas de documentos. Por ejemplo en Concepción, para el último partido con Paraguay, se registraron solamente tres casos, dos por extravío y uno por robo".

"Pero no tuvimos ni un solo incidente en toda la Copa. No hubo ningún conflicto. Ni uno solo. Y en eso hubo una gran diferencia con lo que pasó en el Mundial de Brasil", comparó.

"Acá vinieron 35.000 personas de Argentina, pero funcionaron perfectamente las recomendaciones para que los que no tuvieran entradas no viajaran. Y además fue efectivo el derecho de admisión, en la frontera y en los estadios", describió. 

Y al efectuar precisiones manifestó que en "la frontera hubo 10 casos de personas a las que no se las dejó pasar, mientras que en los estadios solamente tres, de los cuales dos se registraron en el la estadio La Portada, de La Serena, con hinchas de Argentinos Juniors, y el restante en el Sausalito, de Viña del Mar".

"Pero además me informaron que hubo pedazos de algunas barras de clubes argentinos que no tenían restricción y anduvieron por aquí, pero se portaron muy correctamente", advirtió.

El conocimiento del país le permitió exaltar también que los "chilenos viven todo esto con mucha expectativa, porque sienten que tienen la que llaman la "generación dorada" de futbolistas, pero que no tiene recambio, y que entonces esta podría ser su primera y última oportunidad de ganar la Copa América".

"Y eso se ve exacerbado porque los medios están todo el día con el tema. Por eso yo dije que esta Copa deberían ganarla mitad cada uno, ya que a la final llegaron los dos que mejor juegan y los únicos que proponen siempre. Ni Argentina ni Chile salieron 'a no jugar' como los demás", argumentó.

"Después, eso de que los himnos le agregan algo innecesario al espectáculo lo vengo sosteniendo desde seimpre, no es algo de ahora. Siempre pensé que deberían erradicarse de los partidos de fútbol, aunque por supuesto no tengo el poder de decisión como para hacerlo e igual se van a seguir tocando", opinó.

Los últimos dos puntos de la conversación transitaron por su deseo de que el sábado "gane Argentina, por supuesto, pero que sea en absoluta paz y sin que se desarrolle ningún tipo de conflictividad".

"Imagino un partido apasionante, porque juegan dos equipos parecidos, que se van a atacar todo el tiempo. Es que son dos necesitados los que se enfrentan. Argentina, porque sus jugadores no quieren que esta generación se extinga sin levantar una Copa, y Chile porque tiene todo un pueblo atrás que lo empuja para ganar este título por primera vez", analizó.

En la despedida no podía faltar la referencia al denominado "escándalo FIFA", aunque consideró que en las "canchas no incidió para nada. Por ahí si en la presencia de menos dirigentes a lo acostumbrado para este tipo de eventos".

Ginés Mario González García es también un apasionado hincha de Racing y, por lo tanto, muy "futbolero". Algo que junto a su experiencia política y de gestión, es muy valioso para llevar a buen puerto el trabajo de contención de sus compatriotas en un evento de esta magnitud.
 

Noticias Relacionadas

Copa América

¿Será cierto? Un gato chileno dio su veredicto

Copa América

El mensaje de Bravo para Argentina

Copa América

Martino y Sampaoli, de Newell's a la final

Copa América

"Será una final pareja y con un resultado incierto"

Copa América

"Que Chile nunca gane nada"

Copa América

"Un panqueque", dice su mamá: el nene argentino que hincha por Chile

   

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »