El tráfico de fauna silvestre mueve millones de pesos en la Argentina, y Mendoza ocupa un lugar destacado en el circuito ilegal. Si bien no se conocen datos concretos sobre esta actividad, se sabe que estamos en una de las principales regiones compradoras y también de tránsito para la venta en Chile.

Por Javier Cusimano cusimano.javier@diariouno.net.ar El tráfico de fauna silvestre mueve millones de pesos en la Argentina, y Mendoza ocupa un lugar destacado en el circuito ilegal. Si bien no se conocen datos concretos sobre esta actividad, se sabe que estamos en una de las principales regiones compradoras y también de tránsito para la venta en Chile. Según una investigación llevada adelante por la Fundación Cullunche, el mercado ilícito de animales exóticos cuenta con una nueva modalidad: el delivery a través de internet.

Debido a la constante presión que sufrieron los comercios de venta de mascotas y los exhaustivos controles impidiendo la comercialización de especies prohibidas, los delincuentes dedicados a este rubro sofisticaron sus métodos e hicieron uso de las redes sociales para ofrecer sus servicios. Facebook, por ejemplo, cuenta con más de 80 grupos de acceso restringido que ofrecen esta prestación en forma anónima. Los interesados sólo tienen que indicar sus direcciones y lo que buscan para recibir el pedido.

Esta particular forma de venta fue descubierta por miembros de la ONG ambiental Cullunche. A través de infiltrados, la organización que defiende desde hace años el ecosistema local, pudo realizar un conteo de sitios y elaborar un informe para luego denunciarlos públicamente. El “delivery de mascotas exóticas” ocupa actualmente un eslabón más en la cadena de involucrados en uno de los negocios más ocultos y peligrosos para la biodiversidad de las especies autóctonas. 

Red siniestra

“El tucán, el cisne de cuello negro y los flamencos son las principales aves solicitadas por políticos y distinguidos empresarios para adornar sus jardines en barrios privados o residenciales. Nosotros, como institución, hemos realizado denuncias para frenar esta situación, pero son todos amigos: el proveedor y el que compra. El tráfico de animales, como tema de agenda de gobierno, está soslayado, pero mueve mucha plata”, dijo Jennifer Ibarra, presidenta de Fundación Cullunche.

La defensora le explicó a Diario UNO que las bandas dedicadas al contrabando de animales operan en todo el país, pero Santa Fe, Chaco, Santiago del Estero, Salta, Formosa, Jujuy, Corrientes, Tucumán, Córdoba, La Rioja, Entre Ríos y Mendoza son las principales provincias involucradas en el mercado negro. “En la Argentina, el Norte del país es más rico en biodiversidad. Las provincias pobres proveen a las más ricas, como Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Mendoza”.

Por otra parte, la ambientalista especificó que las ferias clandestinas funcionan como los mejores espacios para realizar intercambios. “El mayor punto de tráfico de fauna en este momento de todo la provincia está en Guaymallén. En el conocido mercado del usado, donde se venden productos de dudosa procedencia, que también sirve para comercializar especies. Está a la vista de todos y hemos denunciado sobre este hecho a la policía y al municipio sin que se realice nada al respecto. Falta decisión gubernamental”, opinó.

Los controles están a cargo del Ministerio de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales de la Provincia. Ellos son los encargados de coordinar al cuerpo de inspectores de la planta propia, los que trabajan por voluntad (las organizaciones civiles), los guardaparques, la policía rural y personal del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza. 

Sobre este aspecto, Ibarra denunció que ha disminuido el plantel de inspectores porque muchos se han jubilado y no han sido remplazados. “Es más difícil que antes poder realizar controles para frenar el contrabando, ahora los operativos están parados o disminuyeron porque cuesta que nos asignen personal policial que nos acompañe. De este modo hemos ido perdiendo una noción del tamaño del mercado. No tenemos números para poder contabilizar, sería necesario un balance de todo el cuerpo de inspectores”, especificó.

La caza de animales silvestres en Mendoza, ya sea por deporte o para su comercialización, está prohibida por intermedio de la Ley de Fauna Provincial 4.602, que adhiere a la legislación nacional vigente en la Ley 22.421. 

Las especies que encabezan la lista de las más castigadas por el tráfico son los guanacos, ñandúes, piches, vizcachas, quirquinchos, choiques cordilleranos, el cardenal amarillo, la liebre mara, el pichiciego, el piche, el zorro colorado y el águila coronada.

►5 mil Millones de pesos se estima que mueve cada año en la Argentina el mercado ilegal y contrabando de animales exóticos.

Congreso de contrabando de fauna

La Fundación Cullunche prepara para el 9 y 10 de octubre próximo un congreso en el que se tratará el tráfico de la fauna silvestre en la provincia y el país.

La ONG trabaja junto con la Red Argentina Contra el Tráfico Ilegal de Especies Silvestres (RACTES), de la que forma parte.

El encuentro, como en otras ediciones, estará compuesto por un programa de charlas y exposiciones con la presencia de destacados especialistas en medio ambiente.

Versará sobre esta problemática desde diferentes aristas para reflexionar acerca de esta problemática y proponer soluciones para enfrentarla.


 
   

En ocho años se secuestraron en Mendoza 1.299 animales de la caza furtiva y el tráfico

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »